Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Ban Ki Moon, en Colombia: "Ya se han salvado vidas"

El secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki Moon, ha asegurado durante su intervención tras la firma del acuerdo de paz entre el Gobierno de Colombia y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) que "ya se han salvado vidas" en el país.
"El alto el fuego ya está en vigor; la violencia en el país ha disminuido significativamente", ha señalado el líder de la ONU, en lo que ha sido el primer discurso tras el histórico apretón de manos que ha cerrado de forma definitiva cerca de cuatro años de negociaciones para poner fin a un conflicto de más de medio siglo.
"Ya se han salvado vidas", ha continuado, antes de definir la primera entrega de menores como "un paso inicial alentador".
Tras mostrar su emoción al ver presentes "a tantos miles de colombianos" reunidos en una fecha tan significativa, Ban ha señalado que ha sido un "honor" poder "celebrar" el logro de Colombia y el de los "innumerables colombianos que nunca perdieron la esperanza de lograr la paz".
El secretario general de la ONU ha felicitado a las partes de la negociación por reconocer "la responsabilidad que les cabe por los trágicos sucesos" del conflicto y ha celebrado "los compromisos" asumidos por ambas partes, algo que servirá para "comenzar a restañarse las heridas".
"Su ejemplo debe ser fuente de inspiración para todos", ha señalado. Ban ha explicado que en el acuerdo sellado este lunes se encierra no sólo la "promesa" de poner fin al conflicto armado sino también de "crear las condiciones para una paz duradera sobre la base del desarrollo equitativo, los Derechos Humanos y la inclusión".
"Estos acuerdos prevén una paz que valora y asegura la participación de las mujeres, y un futuro en el que hay espacio en la política para todos, pero no hay espacio en la política para la violencia", ha añadido.
Ban ha sido el primer en intervenir en el acto, que se inició a las 17.00 horas, para sellar el acuerdo cerrado el pasado mes de agosto entre las delegaciones del Gobierno y la guerrilla colombiana. Con este acuerdo, ha señalado el líder de Naciones Unidas, las colombianas y los colombianos "dicen adiós a décadas de guerra y llamas" y encienden una "luz de esperanza que ilumina al mundo entero".
COMUNIDAD INTERNACIONAL
El jefe de la ONU ha subrayado en su discurso el "privilegio" de que ha disfrutado la comunidad internacional al apoyar a Colombia en este esfuerzo, y ha asegurado en este sentido que este proceso de paz ya está "siendo estudiado" por promotores de la paz en diferentes partes del mundo, de manera que de Colombia se puedan extraer "enseñanzas" que puedan guiar otros procesos de paz.
Ban, a tan solo tres meses de culminar su mandato en la secretaría general del organismo, ha recordado que las partes de la negociación han pedido a la ONU "responsabilidades importantes" y ha afirmado que la misión de Naciones Unidas en Colombia ya se ha desplegado en el país para llevar las labores de verificación del alto el fuego y el desarme.
"Doy las gracias a los países de dentro y fuera de la región que están aportando observadores", ha apuntado.
Asimismo, ha recordado que el sistema de la ONU en Colombia también estará presente para ayudar a aplicar los acuerdos, "aprovechando la experiencia de muchos años en la consolidación de la paz".
Al igual que hicieron el presidente, Juan Manuel Santos, y el líder de la guerrilla, Rodrigo Londoño, alias 'Timochenko', Ban ha reconocido la "inestimable contribución de Noruega y Cuba", países garantes en el proceso, y de Chile y Venezuela, ambos países acompañantes.
"Gracias a un diálogo laborioso y visionario, pueden mirar al futuro con optimismo", ha concluido Ban.