Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Bahréin autoriza nuevamente al diario 'Al Wasat' a publicar sus contenidos 'online'

El Gobierno de Bahréin ha retirado este jueves la prohibición que pesaba sobre el diario independiente 'Al Wasat' para evitar que publicara contenidos a través de su página web.
El Ministerio de Información no ha dado detalles sobre los motivos de la decisión, pero ha recalcado que "todos los medios deben evitar publicar cualquier cosa que incite a la división".
Así, ha reiterado su "compromiso" con "hacer frente a cualquier cosa que perjudique a Bahréin y a la unidad de su pueblo", según ha informado la agencia estatal bahreiní de noticias, BNA.
El que es el único diario independiente de Bahréin está relacionado con la oposición bahreiní, mayoritariamente chií, y lleva afrontando desde 2016 las presiones del Gobierno. Se trata de la segunda ocasión en que este diario ha sido suspendido desde agosto de 2016.
'Al Wasat', fundado en 2002 por inversores privados, fue clausurado brevemente en 2015 por razones similares a las ahora esgrimidas. También fue clausurado en 2011 durante la protestas contra el Gobierno.
El diario está liderado por Mansur al Jamri, uno de los tres directores que fueron juzgados por inventarse noticias cuando el periódico informó sobre las manifestaciones contra las autoridades del país.
Bahréin, aliado de Estados Unidos y las monarquías del Golfo, ha reprimido violentamente las protestas prodemocráticas registradas en su territorio desde 2011.
En dicho contexto, impuso la Ley de Seguridad Nacional en marzo de 2011, lo que conllevó la entrada de tropas saudíes y emiratíes en el país para aplastar las protestas.
La oposición ha denunciado en reiteradas ocasiones las medidas violentas utilizadas por las fuerzas de seguridad y ha afirmado que han fallecido más de 80 personas desde el inicio de las protestas, la mayoría de ellas por inhalación de gases lacrimógenos y atropellos de vehículos policiales.
Desde el inicio de las manifestaciones, cientos de personas han sido condenadas a penas de cárcel por su presunta pertenencia a organizaciones terroristas, así como por participar en manifestaciones o disturbios.