Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Bachelet aboga por "el reconocimiento constitucional" de los pueblos indígenas de Chile

La presidenta de Chile, Michelle Bachelet, ha anunciado este lunes que su Gobierno está trabajando para conseguir "el reconocimiento constitucional" de los pueblos indígenas, como parte de un conjunto de medidas para resolver el conflicto con los mapuches en La Araucanía.
Bachelet ha visitado la comuna de Temuco, en dicha región chilena, donde se concentra la población indígena de la nación suramericana, para reunirse con la Comisión Asesora Presidencial, creada el pasado julio para impulsar el desarrollo de La Araucanía.
La jefa de Estado ha indicado que se han producido avances sobre temas concretos como "el reconocimiento constitucional y la representación política especial de los pueblos indígenas en el Congreso y otros órganos del Estado".
También ha señalado a "la recuperación y promoción de la lengua y cultura mapuches y de otros pueblos indígenas, poniendo la educación como pilar", así como "los temas de tierra, agua y desarrollo productivo" para animar la actividad económica, según informa el Gobierno.
Bachelet ha prometido asimismo dar "una especial atención presupuestaria" a La Araucanía. A este respecto ha recordado que uno de los primeros resultados tangibles de esta Comisión es la elaboración de un plan especial para la dotación de fondos.
Además, ha destacado que en este diálogo "ha primado el entendimiento sobre la confrontación", lo cual confirma que "es posible la construcción de una solución duradera para quienes desean vivir en paz en La Araucanía".
Esta es la cuarta visita que Bachelet ha hecho a la región, desde donde se critica que La Moneda no ha prestado atención al conflicto entre los mapuches y los dueños de las tierras que los indígenas reivindican como ancestrales.
La líder izquierdista partirá ahora hacia la isla de Chiloé para constatar los daños causados por el terremoto de magnitud 7,6 en la escala de Richter que el pasado domingo azotó el sur de Chile y afectó a cinco regiones, aunque sin dejar víctimas.