Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Bachelet destaca que "la memoria es un potente instrumento para la paz" durante los actos por el golpe

La presidenta de Chile, Michelle Bachelet, ha recalcado este domingo que "la memoria es un potente instrumento para la paz", en el marco de los actos de conmemoración del 43º aniversario del golpe de Estado que derrocó a Salvador Allende.
"Nuestros muertos merecen que honremos su memoria y no sólo hoy, sino siempre", ha dicho, agregando que "43 años han pasado desde que se instalara momentáneamente la dictadura, pero hoy somos una sociedad que vive en libertad, sin miedo".
Durante un acto en La Moneda, Bachelet ha destacado que "hoy los ecos del más doloroso hito de nuestra historia reciente resuenan en estos pasillos", según ha informado el diario chileno 'La Tercera'.
"Este es el epicentro de una historia que duraría demasiado, una historia de horror muerte y desapariciones, hechos vergonzoso, una historia terrible", ha agregado la mandataria.
Asimismo, ha abogado por conmemorar la fecha, resaltando que es importante que las nuevas generaciones tengan conocimiento de lo ocurrido. "Tenemos frente a nuestros hijos la tarea de dar a la memoria el lugar que merece", ha dicho.
"Valorar y revitalizar la democracia es un ejercicio de memoria, para garantizar que nunca más seremos una sociedad fragmentada. En cada acción por nuestra democracia, estaremos eligiendo la vida, la fraternidad y el encuentro. Mientras la luz de la memoria siga viva nadie estará vencido y nada estará olvidado", ha remachado.
Las manifestaciones celebradas durante la jornada, donde se recuerda el golpe de Estado liderado por Augusto Pinochet, que dio paso a la dictadura militar que duró 17 años (1973-1990), se han saldado con incidentes aislados.
En varios sectores icónicos de la dictadura de Pinochet, se han realizado actividades culturales en torno a la fecha, y el Estadio Nacional de Santiago, centro de tortura durante la época, ha abierto sus puertas invitando a todo el público a recordar.