Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El BCE podría poner fin al préstamo de emergencia a los bancos griegos

Mario Draghicuatro.com

El Banco Central Europeo (BCE) podría poner fin al préstamo de emergencia a los bancos griegos, siendo esta la primera medida que una institución europea toma tras el anuncio de un referéndum po parte de Grecia para ver si continúan con el programa de rescate, tal y como recoge la BBC. El posible impago de la deuda griega podría ser la principal causa a la poca solvencia que tendrían los bancos helenos, sobre los que vuela también el miedo a un "corralito" si se les corta la liquidez de emergencia.

El Banco Central Europeo pondrá fin este domingo a la línea de asistencia de liquidez de emergencia (ELA, por sus siglas en inglés) a los bancos de Grecia, medida declarada para responder a la fuga de depósitos del país, tras la ruptura de negociaciones entre Atenas y la Unión Europea, según fuentes de la cadena británica BBC.
"Creemos que el Gobierno griego no tendrá más remedio que anunciar día festivo para los bancos mañana lunes mientras introducen controles de capital", que en este caso suponen restricciones sobre la cantidad de efectivo que los griegos podrían retirar de sus bancos, según una fuente que la cadena describe como "bien situada".
La liquidez de emergencia a un Estado miembro no está supeditada a que esté vigente un programa de rescate, sino que depende de la solvencia de sus bancos. No obstante, un posible impago de Grecia de los 1.500 millones que debe abonar al Fondo Monetario Internacional (FMI) el 30 de junio pondría en cuestión la solvencia del Estado, lo que a su vez repercutiría en la banca, según han explicado las fuentes consultadas.
Si el BCE, que se reune de emergencia para analizar lo sucedido con Grecia y ver qué medidas toman, decide cortar la liquidez de emergencia, Atenas podría verse obligada a imponer controles de capital. Al tiempo que ha aparecido esta información, el primer ministro francés, Manuel Valls, ha expresado sus dudas sobre esta posibilidad. "No creo que el BCE sea capaz de dejar a los griegos sin provisiones", ha declarado en una entrevista concedida esta mañana a la cadena gala Europe 1.
Aprobado el referéndum
El parlamento griego consiguió aprobar el polémico referéndum que tanto recelo ha despertado desde el bando europeo. Con el apoyo de Syriza, Amanecer Dorado y Anel, Alexis Tsipras, primer ministro griego, ha conseguido que el referéndum se lleve a cabo el próximo 5 de julio, lo que ha provocado que muchos socios griegos aseguren que esa decisión trae consigo el fin de las negociaciones.
Desde los organismos europeos como el Consejo Europeo, Donald Tusk, su presidente, ha pedido la colaboración por ambas partes, y ha asegurado que los griegos son y serán miembros de la Eurozona, pero que no les queda mucho tiempo para que esta afirmación siga siendo así.
En la reunión de emergencia del Eurogrupo que se celebró, el ministro de Economía heleno, Yanis Varoufakis, se fue de la reunión de los ministros después de no llegar a un acuerdo, y el resto de mimebros ya estudia llevar a cabo el plan 'B', que podría suponer la expulsión de Grecia de la unión monetaria.