Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El BCE frena en seco el optimismo griego

El BCE ha frenado en seco el optimismo griego restando liquidez a sus bancos y obligándoles a una negociación exprés para alcanzar acuerdos. Esta decisión ha sido anunciada por Mario Draghi horas después de su reunión con el ministro de finanzas griego, Yanis Varoufakis. El Banco Central Europeo ha emitido un comunicado en el que asegura que no aceptará los bonos de deuda griegos como garantía. Corta así el grifo de la liquidez a los bancos helenos y ofrece la opción de la línea de liquidez de emergencia, créditos extraordinarios más caros, más restrictivos y que el BCE puede cortar en cualquier momento. Este jueves Varoufakis se verá con su homólogo alemán, firme en su defensa de la Troika y de más ajustes para Grecia.