Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un barco chino llega a la nueva zona de búsqueda del avión desaparecido

Un barco chino llega a la nueva zona de búsqueda del avión desaparecido de Malaysia AirlinesInformativos Telecinco

Un barco chino llega a la nueva zona de búsqueda del avión desaparecido de Malaysia Airlines, situada en el sur del Océano Índico, a 1.850 kilómetros al oeste de Perth, con la esperanza de encontrar restos del Boeing 777 desaparecido hace ya tres semanas. Esta información ha sido confirmada también por el ministro de Defensa y Transportes de Malasia, Hishamudin Husein.

Se trata de la primera nave que llega a esta nueva zona de búsqueda designada por las autoridades australianas, según informa la cadena británica BBC, que recuerda que las nuevas investigaciones apuntan a que el avión se quedó sin combustible antes de lo que pensaba.
Esta información ha sido confirmada también por el ministro de Defensa y Transportes de Malasia, Hishamudin Husein, quien insiste en que se ha redefinido y reducido la zona de búsqueda tras averiguar que el aparato volaba a mayor velocidad de la inicialmente estimada.
"Ayer, el proceso dio nuevos resultados que indican que el MH370 voló a una velocidad mayor de la estimada previamente, lo que conlleva que usó más combustible y no pudo llegar tan lejos", ha afirmado Hishamudin, que de esta forma daba validez a los datos aportados por la Autoridad de Seguridad Marítima Australiana (AMSA).
Desde este mismo viernes, el barco de reconocimiento chino está tratando de localizar los objetos que habían sido señalados por aviones de reconocimiento horas antes. Al menos ocho aviones de cinco países participan en las tareas de búsqueda desde el sábado.
El pasado 8 de marzo, un avión Boeing 777-200ER de Malaysia Airlines desapareció de los radares civiles poco después de despegar de Kuala Lumpur con destino a Pekín con 239 personas a bordo. La aeronave desactivó sus sistemas de comunicación y cambió el rumbo en sus primeras horas de vuelo.
La investigación internacional liderada por Malasia ha establecido que la aeronave se dirigió al sur y terminó estrellando en medio del océano Índico.