Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Crecen las dudas sobre lo ocasionó la desaparición del avión de Malasya Airlines

Interpol "examina más pasaportes sospechosos" en el vuelo de MalasiaInformativos Telecinco

Las investigaciones realizadas hasta el momento por las autoridades de Malasia no apuntan a un atentado terrorista como responsable de la desaparición del Malasya Airlines con el que se perdió contacto el pasado sábado cuando cubría un trayecto entre Kuala Lumpur y Pekín, según han informado este lunes fuentes estadounidenses y europeas conocedoras de la investigación.

Ni la Sección Especial, el organismo malasio encargado de la investigación de la desaparición del avión de Malaysia Airlines, ni los servicios secretos de Estados Unidos y Europa han descartado aún la posibilidad de un atentado, pero las pruebas recopiladas hasta ahora no respaldan con contundencia esta hipótesis, sino un fallo mecánico o humano, han explicado fuentes estadounidenses.
Una de ellas ha explicado que el principal motivo para restar credibilidad a la opción del atentado es que los datos apuntan a que el avión dio media vuelta hacia Kuala Lumpur antes de desaparecer.
"No hay pruebas que apunten a un atentado terrorista", ha señalado una fuente europea. "Tampoco hay ninguna explicación sobre lo que ha ocurrido ni de dónde puede estar" el avión, ha añadido.
La Sección Especial malasia está cooperando e intercambiando información con los servicios secretos estadounidenses y con los agentes de la Agencia Federal de Investigación (FBI) destinados en Malasia como asesores legales.
Los organismos de seguridad estadounidenses han informado además de que todas las reivindicaciones o amenazas posiblemente vinculadas al vuelo de Malaysia Airlines hasta el momento han sido descartadas por no ser creíbles. Además, consideran que el hecho de que dos pasajeros abordaran el avión empleando pasaportes falsos no es un indicio de un posible atentado.