Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Autoridad Palestina aplaude la decisión de Israel de liberar a 104 presos palestinos

Mahmoud Abbas, presidente palestino, se reúne con su gabineteReuters

La Autoridad Palestina ha dado la bienvenida a la decisión del Gobierno israelí de liberar a 104 presos palestinos y ha prometido continuar trabajando para lograr la excarcelación de todos los reos encarcelados en Israel. El jefe negociador palestino, Saeb Erekat, ha mostrado su satisfacción con la decisión, si bien ha resaltado que "llega catorce años tarde".

"Seguiremos trabajando para lograr la liberación de todos nuestros presos políticos. La decisión de Israel es un paso que llega con retraso para lograr la implementación del Acuerdo de Sharm al Sheij (1999), en el que Israel se comprometió a liberar a todos los presos encarcelados desde antes de la firma del Acuerdo de Oslo (1993)", ha valorado.
Por su parte, el ministro de Asuntos Penitenciarios de la Autoridad Palestina, Issa Qaraqe, ha descrito la decisión israelí como "un gran éxito que consolida una paz justa en la región". Así, ha remachado que la misma "es un paso hacia la liberación de todos los reos palestinos".
La liberación ha sido autorizada por Israel tras una dura votación que finalmente se ha saldado con los votos favorables de 13 ministros, entre ellos el primer ministro, Benjamin Netanyahu, frente a siete votos en contra y dos abstenciones.
Tras seis horas de reunión, el Consejo de Ministros ha autorizado la iniciativa planteada por Netanyahu, una de las condiciones pactadas con los palestinos para la reanudación de las negociaciones de paz que se reanudarán formalmente en cuestión de días.
Entre los ministros que han votado en contra de la liberación están miembros del partido Likud de Netanyahu como Gilad Erdan o Yisrael Katz, así como los ministros de Israel Beiteinu Yair Shamir y Uzi Landau y miembros de Hogar Judío (Bayit Yehudi) como Naftali Bennett, Uri Ariel y Uri Orbach. Dos ministros del Likud, Silvan Shalom y Limor Livnat, se han abstenido.
"Este momento no es fácil para mi, ni para los ministros, y especialmente para las familias de las víctimas, a quienes entiendo muy bien, pero hay momentos en que se deben tomar decisiones difíciles por el bien del Estado y este es uno de esos momentos", ha declarado Netanyahu durante el Consejo de Ministros.
Una vez aprobada por la Knesset o Parlamento israelí se formará una comisión que estará integrada por Netanyahu, el ministro de Defensa, Moshe Yaalon; la ministra de Justicia, Tzipi Livni; el ministro de Seguridad Pública, Yitzhak Aharonovitch; y el ministro de Ciencia y Tecnología, Yaakov Peri, y que será la encargada de cerrar los nombres que se incluirán en la lista de presos a liberar y el momento en el que se harán las excarcelaciones, previsiblemente en cuatro fases a lo largo de los nueve meses que está previsto que dure la nueva fase de negociaciones con los palestinos.
PROTESTAS CONTRA LA DECISIÓN
Este mismo domingo cientos de personas, incluidas víctimas de atentados terroristas, se han concentrado frente a la oficina del primer ministro, en Jerusalén, para protestar por estas liberaciones.
"Para mí no es una cuestión política, sino una cuestión moral", ha asegurado el director de la oficina para Israel de la Organización Sionista de América, Jeff Daube, quien participó en la concentración.
En la manifestación se han exhibido pancartas con fotografías en blanco y negro de las víctimas de los atentados terroristas perpetrados por los presos que previsiblemente serán liberados.
"Estoy disgustada con el hombre al que he votado (Netanyahu), quien dijo que nunca liberaría a terroristas. Ya lo ha hecho dos veces", se ha lamentado otra manifestante, Trudy Gefen, en referencia a la liberación de 1.027 presos palestinos a cambio del soldado israelí Gilad Shalit, capturado en la Franja de Gaza.