Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Austria deportó a 17 afganos con Frontex el mismo día del atentado que dejó 90 muertos en Kabul

El Gobierno de Austria deportó, en un vuelo coordinado por la agencia de control de fronteras europa Frontex, a un grupo de 17 afganos solicitantes de asilo este miércoles, el mismo día que un atentado suicida con camión bomba acabó con la vida de 90 personas y dejó más de 400 heridos en Kabul, según ha informado el diario local 'Kurier'.
El rotativo ha explicado que el vuelo fue una operación de "repatriación" con Suecia bajo la coordinación de Frontex y que se realizó el miércoles al mediodía, según ha contado Karl-Heinz Grundböck, portavoz del Ministerio del Interior austriaco.
El portavoz ha dicho que los afganos deportados eran personas cuyas solicitudes de asilo habían sido ampliamente analizadas y rechazadas. El vuelo para deportar a los afganos se llevó a cabo a pesar de que el propio Ministerio de Asuntos Exteriores austriaco mantiene vigente un aviso que desaconseja a los austriacos viajar a Afganistán por ser un país inseguró, según recuerda el diario 'Kourier'.
En 2016, el Gobierno austriaco deportó del país a un total de 1.094 afganos y, en los primeros cuatro meses de 2017, ha enviado al país centroasiático a 207 afganos.
En cuanto al aviso que mantiene vigente el Ministerio de Exteriores austriaco sobre la inseguridad de Afganistán, el portavoz del Ministerio del Interior austriaco ha afirmado que este aviso va dirigido a "un grupo completamente distinto" de personas, los viajeros austriacos, para quienes la situación no es equiparable con la de los "nacionales de ese país".
El atentado de este miércoles en Kabul ha sido el ataque más grave que ha sufrido Afganistán en los últimos meses y ha acabado con la vida de 90 personas, además de causar heridas a más de 400. El ataque fue perpetrado con un camión suicida cerca de la Embajada de Alemania.