Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Morales denuncia los intentos de algunos países europeos de "amedrentarle"

El avión del presidente de Bolivia, Evo Morales, ha despegado del aeropuerto de Viena, después de que España haya dado su autorización para sobrevolar el espacio aéreo español, según ha informado un portavoz aeroportuario. El avión ha estado varias horas retenido en el aeropuerto de Viena ante la negativa inicial de Francia, Portugal e Italia a permitir que sobrevolase su espacio aéreo por temor a la presencia a bordo del ex agente de Inteligencia estadounidense Edward Snowden. Morales ha denunciado los "pretextos" utilizados por algunos países europeos para "amedrentarle" y ha agredecido, por constraste, la solidaridad de las autoridades austríacas.

Evo Morales ha partido de Viena después de casi 14 horas retenido en el aeropuerto de Viena ante la negativa inicial de Francia, Portugal e Italia a permitir que sobrevolase su espacio aéreo por temor a la presencia a bordo del ex agente de Inteligencia estadounidense Edward Snowden.
"Siento que es un pretexto para amedrentarme, intimidarme y escarmentarme, un pretexto sobre todo, para tratarnos de acallarnos contra la lucha de las políticas de saqueo, contra las invasiones y de dominación", ha declarado en rueda de prensa justo antes de abordar el avión para partir hacia su país, según ha informado la Agencia Boliviana de Información (ABI).
Las autoridades austríacas han inspeccionado el avión del presidente de Bolivia, Evo Morales, en el aeropuerto de Viena y no han encontrado ningún polizón a bordo, ante la sospecha de la presencia abordo del exagente de inteligencia de la CIA Edward Snowuden, según ha declarado el vicecanciller austríaco, Michael Spindelegger.
Según ha declarado el vicecanciller austríaco, Michael Spindelegger, han comprobado que "todos" los ocupantes del avión son "ciudadanos bolivianos".
El avión de Morales, procedente de Moscú, se encontraba retenido en el aeropuerto de Viena ante la negativa de Francia, Portugal e Italia a permitir que sobrevolase su espacio aéreo.
El embajador de Bolivia ante la ONU, Sacha Llorenti Soliz, ha declarado que no tiene "ninguna duda" de que la decisión de algunos países europeos de cerrar sus espacios aéreos al avión oficial del presidente Evo Morales ha sido ordenada directamente por Estados Unidos.
Asimismo, el embajador ha anunciado que pedirá explicaciones sobre ello al secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki Moon, y ha denunciado que las inspecciones efectuadas por las autoridades austríacas en el avión suponen un "acto de agresión" y una violación del Derecho Internacional.