Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Australia confirma la muerte de una niña australiana en el atentado ejecutado el lunes en una heladería de Bagdad

El Gobierno de Australia ha confirmado este miércoles la muerte de una niña australiana de doce años en el atentado perpetrado en la noche del lunes frente a una heladería de la capital de Irak, Bagdad.
La ministra de Exteriores australiana, Julie Bishop, ha identificado a la fallecida como Zinab al Harbiya, residente de la localidad de Thomastown, tal y como ha recogido la cadena de televisión local ABC.
Zinab se encontraba en Irak junto a sus padres y dos hermanos para visitar a un abuelo enfermo que regresó hace poco a Irak tras vivir en Australia. Una prima consultada por la cadena ha indicado que la familia se trasladó a Australia hace dos décadas huyendo de la dictadura de Sadam Hussein.
Esta prima, Laila al Saabari, ha afirmado que Al Harbiya y su familia llevaban pocos días en Bagdad. "Todo lo que sé es que estaba cerca de la heladería y que la explosión fue cerca de ella, así que no hubo oportunidad (de que sobreviviera)", ha dicho.
"Sólo quería pasarlo bien", ha manifestado, en referencia a Al Harbiya, quien fue a la heladería después de la ruptura del ayuno por el mes de Ramadán.
La autoría del atentado fue reclamada por el grupo yihadista Estado Islámico, que horas después perpetró un segundo atentado en la capital del país. Un total de 20 personas murieron en ambos ataques.
Posteriormente, trece personas murieron y 22 resultaron heridas en un atentado suicida perpetrado en la localidad iraquí de Hit, ubicada en el centro del país. Por el momento ningún grupo ha reconocido estar detrás de este ataque.