Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Cinco muertos y 40 desaparecidos en la explosión de Lac-Mégantic

Accidente en Lac-Mégantic, Québeccuatro.com

Al menos cinco personas han fallecido y alrededor de 40 permanecen desaparecidas tras el accidente ferroviario que ha destruido el centro de la ciudad canadiense de Lac-Mégantic, según han informado este domingo los medios de comunicación del país, citando fuentes oficiales.

"Es una cifra que puede variar tanto a la baja como al alza", ha advertido el portavoz de la Policía de Quebec, Michel Brunet. "Las labores de búsqueda entre los escombros continúan", ha añadido.
"Hay que comprender que todavía hay un incendio activo y, por lo tanto, existe un gran perímetro al que no han podido acceder todavía los investigadores de la Policía de Quebec", ha explicado Brunet al diario 'La Presse'.
Los cadáveres recuperados serán enviados al laboratorio de ciencias judiciales y de medicina legal de Montreal. "Los cuerpos se encuentran en un estado acorde a la gravedad del incendio. Son difícilmente identificables. Será un trabajo que llevará su tiempo, aunque es imposible determinar exactamente cuánto", ha declarado al diario 'Le Journal de Montréal' la portavoz de la oficina forense, Geneviève Guilbault.
Según 'La Presse', los investigadores han solicitado a varias personas muestras de ADN de las personas que permanecen desaparecidas para facilitar así su trabajo.
La emisora Radio-Canada ha comunicado que está previsto que el primer ministro del país, Stephen Harper, visite esta tarde la ciudad de Lac-Mégantic, desde donde dará una rueda de prensa.
Ayer, un tren de mercancías que transportaba petróleo descarriló, lo que provocó que varios de sus vagones se incendiaran, causando así una explosión que destruyó el centro de Lac-Mégantic, una localidad de unos 6.000 habitantes. En el momento del accidente el tren se encontraba aparcado y sin su conductor, esperando un cambio de turno. Se desconocen todavía las causas que provocaron el descarrilamiento del tren.