Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Aumenta la tensión en Venezuela

Como si de una batalla campal se tratase, continúa la lucha cuerpo a cuerpo entre la policía y los manifestantes que, sin miedo, protestan por recuperar una Venezuela que dicen haber perdido. Caracas se llena de trincheras que separan más, si cabe, al Gobierno de Nicolás Maduro con los opositores y crea una situación que ya es insostenible. Imágenes que se repiten día tras día desde hace un mes y comienzar a ser cotidianas. Con gases lacrimógenos, la policía intenta aplacar a un grupo de estudiantes que les arrojan cócteles molotov resguardados entre montones de chatarra consumidos por las llamas. Su objetivo: cortar la principal autopista de la ciudad. Los incidentes se han producido en la zona acomodada del barrio de Altamaría, al este de la capital y se han saldado con 10 detenidos.