Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Auditoría de México reconoce que es "dificilísimo" investigar si Javier Duarte desvió fondos a MORENA

El titular de la Auditoría Superior de la Federación (ASF) de México, Juan Manuel Portal Martínez, ha reconocido este lunes que resulta "dificilísimo" investigar y determinar si el exgobernador del estado de Veracruz Javier Duarte, fugado desde octubre y detenido recientemente en Guatemala, desvió fondos federales al Movimiento de Regeneración Nacional (MORENA) en el estado.
En el marco de un foro sobre la lucha contra el uso de recursos públicos en procesos electorales locales, Portal Martínez ha indicado que se puede solicitar esta investigación, pero ha señalado que es complejo "identificar qué fue lo que dio el Gobierno del estado" y "a quién".
La semana pasada, la bancada del Partido de Acción Nacional (PAN) en la Cámara de Diputados de México pidió que se investigaran estas acusaciones.
"Si (el Gobierno de Duarte) se lo dio en efectivo, ¿cómo puede alguien, quien sea, demostrar que se lo dio? Es dificilísimo", ha señalado, según recoge el diario 'Informador'.
El actual gobernador del estado, Miguel Ángel Yunes Linares, lleva meses denunciando un presunto desvío de fondos de Veracruz a MORENA.
Según el coordinador 'panista', Marko Cortés Mendoza, "existen elementos" que le permiten aseverar que existe "algún testaferro de Javier Duarte". "Posiblemente será su operador financiero, de nombre Gabriel Deantes, quien daba recursos a Andrés Manuel López Obrador", líder de MORENA.
Las acusaciones de los presuntos vínculos entre Duarte y el líder de MORENA se han intensificado en las últimas semanas. Éstas coinciden, además, con el momento en el que la izquierda lidera por primera vez en las encuestas de cara a las elecciones presidenciales del próximo año, ligeramente por delante del PAN y con más de diez puntos de diferencia con el Partido Revolucionario Institucional (PRI), del que Duarte fue expulsado.