Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un parque infantil de Pakistán, se convierte en el último objetivo de los terroristas

Todo ocurría en la ciudad de Lahore, en un lugar de reunión habitual de la comunidad cristiana paquistaní, que festejaba el domingo de Pascua, cuando se produjo la masacre. Un terrorista hizo estallar una bomba cerca de loshore, columpios, suicidándose en la explosión. Un grupo talibán ha reivindicado el atentado. En el mismo comunicado, los terroristas advierten de que continuarán con los ataques suicidas.

La mayoría de las víctimas son mujeres y niños pequeños. Casi setenta fallecidos y todos los hospitales de la zona en alerta, porque los heridos son más de trescientos.