Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los griegos dan su apoyo masivo al referéndum en las calles

Miles de ciudadanos griegos han mostrado su apoyo masivo al Gobierno izquierdista de Syriza y han dicho claramente 'no' a la propuesta de los acreedores para la economía helena, mostrando su respaldo al referéndum del próximo domingo.

Bajo el lema "No, por la democracia, por la dignidad", al menos 13.000 personas --según datos de la Policía-- se han concentrado en la céntrica plaza Syntagma de la capital griega y en las calles de los alrededores.
Desde las 19.30 (hora local), las banderas, cánticos y papeletas han ido aumentando exponencialmente. "El pueblo griego no puede ser chantajeado", "defendamos la democracia", "pueblos de Europa, todos unidos", han sido algunos de los lemas que se han podido leer en las pancartas.
La convocatoria ha contado con un ambiente claramente festivo, con familias, niños, jubilados, jóvenes, desempleados, que se han citado en una de las concentraciones más numerosas que se hayan visto en la plaza Syntagma.
El acto, apoyado por el primer ministro, Alexis Tsipras, "es para decir basta y porque creemos en el programa que votamos", reivindica Chará en declaraciones a Europa Press, sujetando una pancarta con un 'no' en mayúsculas pintado sobre la bandera griega.
Asimismo, los griegos han coreado una y otra vez el nombre del ministro de Economía, Yanis Varoufakis, en muestra de apoyo al conjunto del Gobierno de Syriza.
Exhibición de fuerza
A pesar de las draconianas restricciones que se han puesto en marcha este lunes, la ciudadanía ha salido a la calle para reclamar el fin de las políticas de austeridad para su país y la independencia de su pueblo.
La protesta era clave para el Gobierno de Tsipras, de cara al referéndum convocado para el próximo domingo y que ha provocado el enfado de todos los ministros de Economía del Eurogrupo.
Todavía son miles las personas que permanecen en el centro de la capital helena. Todos querían escuchar "unidos", dice Alexandros, el discurso del primer ministro, coreando y balanceado las banderas nacionales griega, española y portuguesa.
El pasado viernes, Tsipras decidió convocar un referéndum para consultar al pueblo heleno si quiere aceptar el plan de las instituciones o no. La pregunta a la que deberán responder los griegos es "¿Debe ser aceptado el plan que fue propuesto por la Comisión Europea, el Banco Central Europeo y el Fondo Monetario Internacional?".
La propuesta de las instituciones consta de un plan compuesto por dos partes: la primera, 'Reformas para completar el programa en curso y más allá', y la segunda, 'Análisis preliminar de la sostenibilidad de la deuda'.