Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Assange alegó ante la Fiscalía sueca que mantuvo relaciones sexuales sin preservativo pero consentidas

El fundador de Wikileaks, Julian Assange, ha hecho público el testimonio íntegro que ofreció ante la Fiscalía sueca en relación a los presuntos delitos sexuales que se le atribuyen y ha alegado que, aunque sí que mantuvo relaciones sin preservativo, éstas fueron consentidas por la otra parte.
Assange, de 45 años, permanece atrapado en la Embajada de Ecuador en Londres desde el año 2012, después de que se refugiase en esta legación para evitar una extradición a Suecia. Teme que este traslado sea el primer paso para otro posterior a Estados Unidos, donde podría ser juzgado por la filtración masiva de documentos secretos.
Representantes de la Fiscalía sueca se desplazaron en noviembre hasta Londres para proceder al interrogatorio y este miércoles Wikileaks ha divulgado la declaración. "La razón es simple. Quiero que la gente sepa la verdad de los abusos que se están cometiendo en el proceso", ha afirmado en un comunicado.
Assange explicó en su declaración que en el verano de 2010, coincidiendo con su llegada a Suecia, sufrió el bloqueo de todas sus tarjetas, lo que le hizo depender de la hospitalidad ajena. Entonces, una mujer que "parecía simpática" y que podía estar "interesada" en él se cruzó en su camino.
"Dejó muy claro que quería mantener relaciones sexuales" e incluso --siempre según la versión de Assange-- le invitó a posar sus manos sobre sus pechos en un cine. El fundador de Wikileaks reconoció que estaba "preocupado" por la "intensidad" de este interés, en la medida en que todavía seguía enamorado de otra mujer.
Finalmente, ambos mantuvieron relaciones sexuales, sin preservativo pero consentidas. "Estoy seguro de que no estaba dormida. También lo estoy de que consintió expresamente el sexo sin protección antes de que comenzase la relación", dijo Assange, en contra de lo manifestado por la supuesta víctima en su denuncia, según 'The Guardian'.
Assange aseguró que los mensajes enviados por la mujer demuestran que no estaba dormida cuando se produjo la penetración y que, al menos en ese momento, "no quería presentar ningún cargo". La Policía, sin embargo, "quería poner sus manos sobre mí", añadió, antes de atribuir su arresto al interés de la mujer por que se hiciese una prueba de enfermedades de transmisión sexual.
Hasta ahora, el fundador de Wikileaks no había hablado con detalles de la relación que le terminó costando la apertura de investigaciones contra él. La abogada de la denunciante, Elisabeth Massi Fritz, ha considerado "desafortunado" el paso dado ahora.
La Fiscalía de Suecia tiene ahora en su mano si decide seguir con las investigaciones o archivarlas.