Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Al Assad acusa a EEUU de atacar a las tropas sirias de forma "deliberada"

El presidente de Siria, Bashar al Assad, ha acusado a Estados Unidos de atacar a las tropas sirias de forma "deliberada" y de no querer terminar con grupos terroristas como Estado Islámico y el antiguo Frente al Nusra para tratar de imponer su "propia agenda" sobre el terreno.
En una entrevista con la agencia de noticias AP, Al Assad ha asegurado que "no es verdad" que fuese fortuito un reciente ataque contra tropas de su régimen en Deir al Zor. "No fue un accidente cometido por un solo avión y por una sola vez", ha dicho.
El presidente sirio culpa a la coalición de un ataque en el que, según ha apuntado, "participaron cuatro aviones" y "duró más de una hora". El objetivo, ha añadido, no fue un punto específico, "sino una amplia zona que abarca muchas colinas", según recoge la agencia oficial SANA.
Al Assad ha sugerido, además, que los milicianos de Estado Islámico conocían de antemano la operación de la coalición e "inmediatamente después del ataque aéreo norteamericano" también lanzaron su propio asalto contra el Ejército sirio.
El mandatario ha deslizado una supuesta connivencia entre Estados Unidos y los terroristas y ha lamentado que el Gobierno norteamericano no haya seguido la misma línea que Rusia, aliado del régimen sirio. "Estados Unidos no está dispuesto a unirse a Rusia en la lucha contra los terroristas", ha indicado.
MENTIRAS
Según Al Assad, "todas las declaraciones de las autoridades de Estados Unidos sobre el conflicto de Siria no tienen nada de credibilidad". En este sentido, ha subrayado que "todo lo que dicen son meras mentiras y burbujas que no tienen fundamento sobre el terreno".
El presidente sirio ha aprovechado para negar cualquier implicación de su régimen en el reciente ataque sobre un convoy de ayuda humanitaria en la provincia de Alepo y ha alegado que, durante estos años de conflicto, "decenas de convoyes" han operado sin incidentes.
"Los testigos sólo aparecen cuando hay una acusación contra el Ejército sirio o en contra de los rusos, pero cuando los terroristas cometen un crimen o una matanza, desaparecen todos", ha asegurado Al Assad. "¡Qué casualidad!", ha apostillado.
Al Assad ha defendido su compromiso con el alto el fuego y ha responsabilizado a países como Estados Unidos, Turquía y Arabia Saudí --aliados de los rebeldes-- de sus incumplimientos. De hecho, el presidente considera que el conflicto no terminará mientras siga teniendo ramificaciones internacionales y esté financiado por otros países.