Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Asesinadas nueve personas en un trágico caso de violencia de género en Canadá

La policía investiga el peor asesinato masivo en Canadá en los últimos 60 años. Un hombre ha asesinado a 9 personas, entre ellos dos menores, en un trágico caso de violencia de género. El agresor, que también ha fallecido, mató primero a una mujer de 30 años y posteriormente a siente miembros de una misma familia.

De acuerdo con las primeras informaciones aportadas por la Policía, se han detectado "tres escenas del crimen", con un total de nueve fallecidos, entre los que se encontraría el presunto sospechoso de los asesinatos.
“Estos sucesos no parecen estar relacionados con bandas criminales sino que son trágicos incidentes de violencia doméstica”,  asegura el portavoz de la policía.
Las primeras investigaciones afirman que todos los asesinatos fueron cometidos por el mismo hombre que fue hallado sin vida en el interior de un restaurante, según la policía se habría suicidado.
El primer asesinato se produjo el lunes. El hombre entró en una vivienda de la zona residencial de Haddow y mató a tiros a una mujer de 30 años de edad. Varios niños se encontraban en la casa cuando llegaron los agentes de policía, pero están bien, según han confirmado las mismas fuentes policiales.
Muertos siete miembros de una misma familia
La misma noche, la policía recibió una llamada de la familia del supuesto sospechoso en la que decían tener miedo por sus conductas suicidas, los agentes fueron al domicilio, no recibieron respuesta y al no ver nada sospechoso se marcharon.
A la mañana siguiente, regresaron y encontraron sin vida a siete personas de la misma familia: tres mujeres, dos hombres y dos niños.
Tras estos hechos, la Policía local y la Policía Montada del Canadá (RCMP, por sus siglas en inglés) llegaron simultáneamente a un restaurante en la ciudad de Fort Saskatchewan. Allí hallaron al sospechoso muerto.