Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Ascienden a 33 los muertos en la prisión de Roraima tras hallarse dos nuevos cadáveres

Prisión de RoraimaReuters

La autoridades brasileñas han encontrado los cuerpos de dos presos que habían sido enterrados en la Penitenciaria Agrícola de Monte Cristo en Roraima, donde el último motín carcelario que ha tenido lugar en Brasil, ha dejado un total de 33 muertos.

Según la versión del Gobierno estatal, que recoge el diario 'O'Globo', los cadáveres de los dos detenidos se encontraban en una zona cercana a la cocina de la prisión. Estos cuerpos no fueron identificados por los agentes de seguridad, quienes habían finalizado el recuento de víctimas del motín este sábado.
El motín comenzó a las 02.30 horas de la madrugada del viernes -hora local- cuando un grupo de presos salió de sus celdas, y terminó con la intervención del Batallón de Operaciones Especiales (el BOPE) y la Policía Militar, según las primeras informaciones.
La penitenciaría es la más grande de este estado brasileño y este pasado mes de octubre albergaba a más de 1.400 presos, el doble de su capacidad.
90 MUERTOS EN UNA SEMANA
Con este incidente ya son más de 90 los muertos tras en revueltas carcelarias tras los tres motines del pasado lunes en varias prisiones de la ciudad de Manaos, que se saldaron con 60 fallecidos.
El primero ocurrió en el Instituto Penal Antônio Trindade, instalaciones en las que tuvo lugar un motín del que el lunes se ofreció poca información. Este martes las autoridades confirmaron que 72 presos lograron escapar de la prisión.
Horas después, el complejo penitenciario Anísio Jobim (COMPAJ) fue escenario de una nueva reyerta, que comenzó a última hora del domingo con enfrentamientos entre miembros de la Familia del Norte y el Primer Comando de la Capital, dos facciones rivales y acabó con 56 muertos y más de 100 fugados, tal y como recoge el portal G1 del Grupo Globo.
Por otro lado, la unidad penitenciaria de Puraquenara también ha vivido una jornada intensa, que ha acabado con el hallazgo de cuatro presos muertos, que elevaron el balance de muertos a 60.
El ministro regional ha reclamado medidas al Gobierno federal porque se trata de una crisis "a nivel nacional", recordando otros altercados recientes en prisiones de todo el país. "Debemos enfrentar juntos esta situación", ha sostenido.
También el secretario general de la Unión de Naciones Sudamericanas (UNASUR), Ernesto Samper, ha hecho un llamamiento para que el Gobierno de Brasil lleve a cabo algún tipo de reforma penitenciaria para evitar que este tipo de sucesos se repitan.