Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Ascienden a 162 los muertos en el naufragio de una embarcación de migrantes en Egipto

Naufragio de migrantes en Egiptocuatro.com
La cifra de migrantes muertos tras naufragar una embarcación este miércoles en el Mediterráneo se ha elevado a 162, según el último balance oficial ofrecido este viernes por la tarde y recogido por el diario estatal 'Al Ahram'.
Los equipos de rescate han logrado recuperar en las últimas horas más de un centenar de cadáveres, todos ellos víctimas del naufragio de una embarcación en la que viajaban entre 450 y 600 personas, y que se hundió junto a la costa de Burg Rashid, en la provincia egipcia de Beheira.
No obstante, las autoridades esperan recuperar más cuerpos en las próximas horas, por lo que el balance podría ir aumentando próximamente.
La embarcación trasladaba a decenas de migrantes que buscaban llegar a Italia, de las que hasta el momento sólo 164 han sido rescatadas con vida, en su mayor parte procedentes de Egipto, pero también de otras nacionalidades. Entre las víctimas se encuentran numerosos niños y mujeres.
Según testimonios de los supervivientes, muchos de ellos estuvieron hasta siete horas en el agua hasta que fueron descubiertos por los equipos de rescate.
Este jueves, la Fiscalía egipcia ordenó la detención de cuatro miembros de la tripulación de la embarcación durante cuatro días, pendientes de ser investigados por delitos de tráfico de personas, homicidio imprudente y uso de una embarcación pesquera con propósitos distintos a los permitidos.
2.800 MUERTOS
Miles de personas procedentes de África han intentado llegar a Europa a través del Mediterráneo, especialmente en los meses de verano, cuando las condiciones climáticas son más favorables. La mayoría de estas personas son víctimas de traficantes que les ofrecen una embarcación precaria a cambio de imponentes sumas de dinero.
A pesar de que la mayoría de estas embarcaciones parten desde Libia, donde las mafias actúan con relativa impunidad, también hay algunos viajes que se inician desde Egipto. Los inmigrantes que sobrevivieron a un naufragio cerca de la isla griega de Creta, en el que murieron 320 personas, admitieron haber partido desde Egipto.
Según datos de la Organización Internacional para las Migraciones, alrededor de 206.400 inmigrantes han cruzado el Mediterráneo este año. Entre enero y junio, 2.800 de ellos han perdido la vida en el mar, un grave aumento respecto a las 1.800 personas que murieron ahogadas durante el mismo periodo en 2015.
Alrededor de 1,3 millones de personas llegaron a las costas europeas el año pasado huyendo de la pobreza y de la guerra, lo que ha desencadenado una crisis política internacional que tiene como foco resolver cuestiones sobre cómo compartir la responsabilidad y hacer frente a la situación humanitaria.