Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Nueve personas han muerto por el choque de dos trenes en Buenos Aires

Hay más de 160 heridos.

El número de muertos por el choque de dos trenes y un autobús en Buenos Aires ha ascendido a nueve tras la muerte de uno de los heridos que fue trasladado a un hospital de la capital argentina, ha confirmado este martes la Policía Federal a la prensa local.
La cifra de heridos supera los 160, de acuerdo a los balances oficiales, aunque algunos medios locales citan fuentes policiales que indican que serían más de 180 los lesionados. El director del Sistema de Atención Médico de Emergencia (SAME), Alberto Crescenti, ha precisado que una veintena de heridos se encuentra en estado delicado.
El accidente ocurrió alrededor de las 6.00 horas (11.00 horas en España) en el barrio de Flores cuando un tren colisionó con un autobús y, tras arrastrarlo varios metros, alcanzó a otro ferrocarril que iba en la vía contraria y que finalmente terminó incrustado en uno de los andenes, ha informado la empresa Trenes de Buenos Aires (TBA).
Funcionarios de los servicios de emergencia habían logrado retirar todos los cuerpos de las víctimas un par de horas después de la tragedia. Uno de los últimos fue el maquinista, que permaneció más de una hora atrapado con vida entre varios hierros. El secretario de Transporte de Buenos Aires, Juan Pablo Schiavi, ha revelado que entre los fallecidos se encuentra el conductor del autobús.
Más de 50 ambulancias y diez equipos de bomberos se dirigieron al lugar del accidente para rescatar a los supervivientes, ha explicado por su parte el portavoz de la Policía Federal, Fernando Sostre. Los heridos fueron trasladados a varios hospitales cercanos.
Imprudencia
La TBA no descarta que el accidente haya sido producto de la imprudencia del conductor del autobús, que no se detuvo a pesar de la señal de alto que se activó cuando iba a pasar uno de los trenes, ha comentado el portavoz de la empresa, Gustavo Gago.
El sistema de señalización "funciona correctamente" y "todo indicaría" que el autobús "cruzó con las barreras bajas", ha destacado Gago, citado por el diario 'Clarín'. "Se trataría de una actitud temeraria e imprudente", ha agregado.
Algunas versiones apuntan a que "en el paso a nivel estaba un supervisor de la línea 92 que levantó en forma manual el brazo de la barrera para que el colectivo (autobús) la pudiera trasponer", ha resaltado.