Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Asciende a 28 el número de muertos en el atentado de Al Shabaab contra un hotel de Mogadiscio

El balance de muertos en el atentado con camión bomba ejecutado el martes cerca del palacio presidencial de Somalia, en la capital, Mogadiscio, ha ascendido a 28, según han informado fuentes médicas.
Según estas informaciones, recogidas por la emisora somalí Radio Shabelle, otras 56 personas resultaron heridas, algunas de ellas de gravedad, por lo que no se descarta que el balance de víctimas aumente en las próximas horas.
Entre los heridos figuran dos parlamentarios y dos ministros, sin que haya informaciones acerca de su estado.
El camión bomba ha estallado en una zona en la que se encuentran además dos importantes hoteles, entre ellos el SYL, que han quedado parcialmente destruidos. El hotel SYL es frecuentado por las autoridades.
La autoría del atentado ha sido reclamada por la milicia islamista Al Shabaab, que ha asegurado que han muerto 40 personas, entre ellos un número no determinado de miembros del Gobierno. Se trata del segundo ataque de este tipo ejecutado por el grupo en la última semana.
El enviado especial de la Secretaría General de Naciones Unidas para Somalia, Michael Keating, ha condenado "firmemente" el ataque, lamentando que "extremistas violentos hayan atentado una vez más contra un hotel en la capital".
En su comunicado, Keating ha recordado que se trata del tercer atentado perpetrado por Al Shabaab contra el hotel SYL desde principios de 2015, agregando que el edificio "es una prueba poderosa de la extraordinaria resistencia del pueblo somalí".
A las condenas se ha sumado el representante especial de la Unión Africana (UA) para Somalia, Francisco Madeira, quien ha recalcado que el camión bomba no llegó a su objetivo tras ser interceptado por las fuerzas de seguridad.
El Ejército de Somalia, ayudado por las fuerzas de la Misión de la Unión Africana en Somalia (AMISOM), combate a las fuerzas de Al Shabaab, cuyo objetivo es derrocar al Gobierno e instaurar la ley islámica en su versión más radical.