Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Asciende a ocho el balance de muertos en los incendios de Chile

Al menos ocho personas han muerto durante los incendios registrados en Chile, después de que las autoridades descubrieran el cuerpo calcinado de un hombre entre los escombros en la localidad de Santa Olga, ubicada en la región del Maule, que en la víspera tuvo que ser evacuada.
El alcalde de Constitución, Carlos Valenzuela, ha anunciado el descubrimiento del cadáver, que se encontraba tendido en una cama. Esta información fue confirmada posteriormente por el comandante de Bomberos en la zona en la emisora AND, señalando que todavía se desconoce su identidad, por lo que no se sabe si era un residente o un voluntario.
A este se suman los dos carabineros y el bombero fallecidos el día anterior, también Maule, donde se desarrolló uno de los más fuertes de los cerca de un centenar de incendios registrados en el país, los tres brigadistas que murieron la semana pasada en Vichuquén, y un joven que murió en un accidente de motocicleta cuando intentaba huir de las llamas.
La presidenta, Michelle Bachelet, se vio obligada a suspender su participación en la V Cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC), que se ha desarrollado esta semana en República Dominicana, debido a la importancia de los incendios forestales.
El Ministerio de Interior decretó duelo nacional para los días 26 y 27 de enero.
Según el último informe de la Corporación Nacional Forestal (CONAF), difundido desde la Oficina Nacional de Emergencia del Ministerio del Interior y Seguridad Pública (ONEMI), durante la jornada del miércoles estaban activos un total de 99 incendios, de los cuales 30 han sido controlados y cinco de ellos, extinguidos.
En total han afectado, hasta el momento, una superficie de más de 230.000 hectáreas.