Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Arranca el juicio en el TPI contra Dominic Ongwen por 70 cargos de crímenes de guerra y lesa humanidad

Este martes arranca en La Haya el juicio contra Dominic Ongwen, general del Ejército de Resistencia del Señor (LRA, por sus siglas en inglés) de Uganda, acusado de crímenes de guerra y lesa humanidad que comprenden violaciones, reclutamiento forzado de menores y esclavismo sexual durante su etapa al frente de una de las divisiones más cruentas de la organización, la brigada Sinia.
Ongwen, secuestrado en 1988 cuando era un niño por el LRA, se enfrentó al Ejército de Uganda en el marco de la lucha contra el Gobierno del presidente Yoweri Museveni, que se había hecho con el poder dos años antes.
Durante su primera aparición en 2015 ante el TPI, que se enfrenta a la mayor crisis interna registrada en los últimos quince años, Ongwen mostró indicios de estar desorientado y agradeció a Dios haber "creado el cielo y la tierra".
El TPI, que ha recibido críticas por ignorar acusaciones sexuales en anteriores ocasiones, se centrará en los cargos de crímenes sexuales y abusos contra las mujeres a la hora de abordar el caso de Ongwen, lo que supone un hecho sin precedentes.
La Fiscalía ha presentado 70 cargos por crímenes de guerra y de lesa humanidad contra el acusado en relación con los ataques que tuvieron lugar en 2002 y 2005 en un campo de refugiados en el norte de Uganda. El LRA, liderado por Joseph Kony, se levantó en armas a finales de los ochenta y ha sido acusado de secuestrar niños para utilizarlos como soldados y esclavos sexuales.
Los cargos contra Ongwen incluyen demandas por violación, matrimonio forzoso, secuestro infantil, esclavitud sexual y reclutamiento de menores.
El TPI presentó cargos contra Ongwen, Kony y otros cuatro miembros del LRA en 2005. Ongwen, por su parte, se entregó al Ejército de Estados Unidos en enero. El inicio del juicio es positivo para el TPI, que ha recibido durante los últimos meses varias solicitudes de retirada debido a las críticas por discriminación.