Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Tres muertos y 190 heridos por el choque de trenes en Buenos Aires

Al menos tres personas ha muerto y otras 190 han resultado heridas como consecuencia del choque de dos trenes a primera hora de la mañana en la localidad de Castelar, en el cono urbano de Buenos Aires, según el último balance oficial que recoge la agencia oficial Télam.

Según la agencia, los fallecidos son dos hombres y una mujer. El ministro del Interior y Transporte, Florencio Randazzo, ha señalado directamente al conductor y a su ayudante como los responsables de este nuevo accidente y ha avanzado que ambos están "incomunicados".
Por su parte, la compañía privada que opera la línea ferroviaria Sarmiento, donde ocurrió la colisión, dijo en un comunicado que el conductor del tren en movimiento no respetó tres señales de "peligro" para que detuviera la formación y descartó problemas con los frenos.
"Se apagó la luz de golpe y fue como una explosión. Me imaginé que fue otro tren que había chocado", dijo a periodistas un joven de nombre Germán a la salida de un hospital donde fue atendido por heridas leves.
"Se escucharon gritos por todos lados y la desesperación de la gente que quería bajar. Todos querían bajar y se pisaban entre ellos", agregó, según informa Reuters.
Decenas de ambulancias atendieron a los heridos que yacían en los alrededores de la zona del accidente. En el punto del impacto, dos vagones quedaron incrustados uno sobre el otro; otros quedaron descarrillados por el choque.
Servicio suspendido
Randazzo ha informado de que el servicio en la línea ha quedado completamente suspendido para que puedan llevarse a cabo las investigaciones oportunas.
"Hemos decidido interrumpir el servicio por 24 horas para que la justicia pueda investigar con total tranquilidad para saber realmente qué fue lo que pasó", ha explicado en rueda de prensa el titular de Interior, que ha manifestado que éste es un día "muy triste" y que el Ejecutivo está "muy conmovido" por el accidente.
El ministro ya ha advertido de que aún no se conocen las causas del accidente y que en caso de que se determine que había formas de evitar esta tragedia, "habrá uno o más responsables". El siniestro se produjo a las 7,07 horas, cuando uno de los trenes, que iba vacío hacia los talleres de Castelar, fue embestido por otro convoy de la línea Sarmiento que circulaba en el mismo sentido.
Randazzo ha afirmado que el tren que ha chocado "tenía frenos nuevos". "Había sido totalmente reparada como el total de once que reparamos íntegramente cuando asumimos" que había que mejorar el transporte, ha explicado el ministro, que ha solicitado "cautela" y "responsabilidad" a la población para que dejen trabajar a los investigadores para determinar la causas del siniestro.  
Problemas de frenos según algunos sindicalistas
Un delegado sindical de la línea férrea, Daniel Ferrari, ha apuntado a La Red que el tren que embistió al que estaba parado "tenía problemas de frenos". Según ha dicho, el tren "se quedó sin frenos" y ya "estuvo parado hace seis meses" por este mismo motivo, por lo que no se quería que siguiera realizando servicios.
Este nuevo accidente se produce cuando aún se está investigando la tragedia de la Once, el accidente ferroviario ocurrido en Buenos Aires en febrero de 2012 y en el que murieron 51 personas, que ha provocado una cascada de dimisiones en el Gobierno de la presidenta, Cristina Fernández, por la mala situación de la red ferroviaria.
Los familiares denuncian desde que se produjo aquel accidente que el Gobierno no ha asumido su responsabilidad en la tragedia y que ha intentado ocultar el verdadero estado de la red ferroviaria.
Las imágenes más impactantes del accidente ferroviario de Argentina
MDSPGL20130613_0011