Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Aplazan los latigazos al bloguero saudí por motivos de salud

Raif BadawiFacebook

Las autoridades saudíes han aplazado por motivos médicos los latigazos públicos a los que está condenado el bloguero Raif Badawi, han informadofuentes conocedoras del caso.  El activista tenía prevista este viernes una segunda sesión de castigo corporal, pero su estado físico tras los primeros 50 no permitía más.

Según ha indicado la ONG en un comunicado, Badawi ha sido sacado de su celda esta mañana y trasladado a la clínica de la prisión para una revisión médica antes de que se le aplicara la sentencia.
El doctor ha llegado a la conclusión que las heridas que tenía por los 50 latigazos que recibió la semana pasada no se habían curado adecuadamente y no podría soportar otra ronda.
El médico ha recomendado que la flagelación se aplace hasta la próxima semana. Según Amnistía, no está claro si las autoridades cumplirán con esta demanda y esperar una semana para seguir con la aplicación de la condena.
El activista, condenado además a diez años de cárcel, recibió el pasado viernes un total de 50 latigazos frente a la mezquita al Jafali de la localidad costera de Yedda.
"No solo este aplazamiento por motivos de salud expone la cruda brutalidad de este castigo, sino que resalta su intolerable inhumanidad", ha denunciado el sbudirector del programa para Oriente Próximo y el Norte de África de Amnistía Internacional, Said Boumedouha.
"Si las autoridades ignoran las críticas y continúan sin vergüenza alguna con la latigación, Arabia Saudí mostrará su desafío al Derecho Internacional y a la opinión internacional", ha dicho el subdirector de AI para Oriente Próximo y Norte de África, Said Bumeduha.
"Los latigazos y otras formas de castigos corporales suponen una violación de la prohibición de la tortura y otros malos tratos. Si continúan llevando a cabo este castigo inhumano, las autoridades saudíes se saltan de forma flagrante los derechos humanos más fundamentales", ha agregado.
Asimismo, Bumeduha ha solicitado a la comunidad internacional que "continúe presionando a las autoridades saudíes". "El cruel e injusto castigo a Raif Badawi debe ser detenido de forma inmediata", ha recalcado.
La esposa del activista, Ensaf Haidar, ha asegurado que teme que su marido no pueda soportar una segunda ronda de latigazos. "Raif me ha contado que sufre mucho dolor tras los latigazos, que su salud es mala. Estoy segura de que no podrá hacer frente a una segunda ronda", ha dicho.
"Les he contado la situación a nuestros hijos para que no se enteren a través de amigos en la escuela. Fue un gran golpe para ellos. La presión internacional es crucial. Creo que se aumentamos el apoyo habrá resultados. Tenemos que seguir luchando", ha zanjado Haidar.
Arabia Saudí había condenado al activista a recibir mil latigazos como parte de su pena por crear un foro online que promocionaba el debate público. Además su condena se extiende a 10 años de prisión, y tendrá que abonar un millón de riales, unos 225.000 euros.