Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La familia de Antonio Ledezma denuncia que los abogados no han podido verle desde que volvió a Ramo Verde

Los abogados y la familia de Antonio Ledezma no han podido verle desde que la madrugada del martes agentes del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (SEBIN) se lo llevaron de vuelta a la cárcel militar de Ramo Verde, según ha informado su mujer, Mitzy Capriles, que ha hecho responsable al presidente venezolano, Nicolás Maduro, de la "vida" del ex alcalde de Caracas.
"Desde que fue secuestrado en su casa, a la defensa no se le ha permitido verlo (...) Es una situación angustiosa porque no hemos podido constatar cómo está, cómo es su estado físico", ha denunciado la activista venezolana en declaraciones realizadas este jueves a Europa Press.
Capriles ha explicado que, conforme a las leyes de Venezuela, "tiene derecho a ser visto por un abogado antes de que transcurran 48 horas después de haber sido trasladado a Ramo Verde". Por eso, la defensa de Ledezma "está apostada a las puertas" de la cárcel militar para intentar visitarle, aunque sin éxito.
Los funcionarios de prisiones han esgrimido que "todas las visitas han sido suspendidas", algo que Capriles ha calificado de "ilegal y arbitrario". "Es una flagrante violación de los Derechos Humanos de mi marido. Él tiene derecho a ser visto", ha afirmado.
Así las cosas, ha exigido no solo que los abogados puedan reunirse con él, sino que "un médico forense pueda examinarle". "Tememos por su salud por el modo absolutamente brusco en que se lo llevaron, como si fuera un delincuente. Esas no son maneras que podamos aceptar", ha reprochado.
"Le pedimos a Maduro que abra las compuertas del entendimiento y nos permita verle", ha reclamado. En caso contrario, "le hacemos responsable de la vida de Antonio Ledezma, porque (el presidente) es la persona sobre quien pesa haber mandado que le metan preso otra vez", ha alertado.
SIN ARRESTO DOMICILIARIO
Agentes del SEBIN irrumpieron de madrugada en casa de Ledezma y se lo llevaron sin dar explicaciones. Horas después, el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) aclaró que le ha sido revocado el arresto domiciliario por violar las condiciones en las que se le concedió. A este respecto, esgrime que ha hecho "proselitismo político" y que además planeaba fugarse.
"Esto es un invento más del Gobierno venezolano", ha aclarado Capriles. Sobre el supuesto riesgo de fuga, ha revelado que, aunque "ha tenido la oportunidad de hacerlo, jamás le pasó por la cabeza, porque quiere seguir luchando por la democracia desde su propio país".
Respecto a la acusación de "proselitismo político", la mujer de Ledezma ha considerado que "marca la pauta de que en Venezuela no hay democracia". "Está preso por pensar diferente y va a seguir pensando diferente, cada día más. Imagínese lo que significa para un hombre comprometido, como Antonio, no poder decir lo que piensa", ha enfatizado.
Ledezma fue detenido por primera vez en 2015 cuando era alcalde de Caracas. Estuvo cuatro meses en Ramo Verde y rápidamente le fue concedido el arresto domiciliario por motivos de salud. En las últimas semanas, había difundido varios vídeos de protesta. Su mujer ha contado que fue apresado por el SEBIN "pocos minutos después" de que grabara uno.
El ex primer edil capitalino está en la misma situación que Leopoldo López. También fue arrestado por el SEBIN en la madrugada del martes, cuando apenas llevaba un mes en arresto domiciliario, por los motivos señalados por el TSJ. López, detenido desde 2014, fue condenado a casi 14 por incitar a la violencia en las revueltas contra Maduro de ese año.