Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Asesina a su hermanastro de 12 años porque sintió "ganas de matar"

Andrew Ward, asesinó a su hermanastro porque sintió "ganas de matar"Daily Mail

Andrew Ward, un ciudadano norteamericano de 27 años ha sido detenido acusado de asesinar a puñaladas a su hermanastro de 12. Ward declaró a los policías que lo detuvieron que acabó con la vida del joven Austin Tapia porque: "Honestamente, sentí ganas de matar".

Cuenta Huffington Post que la llamada de alerta a los servicios de emergencia fue realizada por el propio Ward desde un establecimiento comercial. En la comunicación, relata  Steve Martos, sargento de Policía de Phoenix, el asesino se presentó muy alterado en la tienda y le contó al dependiente que acababa de apuñalar a alguien.

Minutos más tarde, tras presentarse en el local, los agentes pudieron comprobar como efectivamente, Ward tenía las manos y la ropa manchadas de sangre y portaba un cuchillo en uno de los bolsillos del pantalón.

En su informe, el sargento Martos consignó que al preguntarle a Andrew Ward los motivos por los que había apuñalado a su hermanastro, este le contestó: "Honestamente, sentí ganas de matar".

En el momento de los hechos, Andrew y Austin estaban solos en la vivienda. Los familiares de ambos habían salido a cenar y aunque le habían propuesto al menor que les acompañase, prefirió quedarse en casa.

Por el momento, nada se sabe de lo que desencadenó la violenta acción de Ward. Lo cierto es que la llamada de alerta fue recibida a la 5:30 horas de la madrugada y cuando los agentes llegaron al lugar del crimen solo pudieron certificar la muerte del joven Austin.

Más dura fue el posterior regreso a su casa de los familiares. Lo primero que vieron fueron los vehículos policiales y las cintas amarillas perimetrales. Peor fue descubrir el cuerpo sin vida de Austin cosido a puñaladas.

Los agentes investigan ahora lo ocurrido en la vivienda y sopesan también acusar a Andrew de un posible delito de abuso infantil.Al llegar a la escena los agentes descubrieron el cuerpo del 12-años de edad, con múltiples heridas de arma blanca.