Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Amnistía Internacional denuncia la "parálisis europea" en la reubicación de solicitantes de asilo

La organización en defensa de los Derechos Humanos Amnistía Internacional (AI) ha denunciado este jueves la parálisis en la Unión Europea con respecto a la reubicación de solicitantes de asilo, que ha forzado a decenas de miles de personas a vivir en "condiciones deplorables".
De las 66.400 personas que Europa se comprometió a reubicar desde Grecia, el conjunto del bloque europeo sólo ha conseguido reubicar a algo más del 5,5 por ciento, según las cifras que baraja la organización, que ha subrayado que España se encuentra entre los países con menos refugiados reubicados.
Con un compromiso de reubicación de 6.647 personas en 2015, a fecha de 14 de septiembre de este año sólo ha conseguido reubicar a 151, según los datos publicados en el informe 'Our hope is broken' ('Nuestra esperanza está rota'), sobre la situación a la que se enfrentan los refugiados que quedan varados en suelo griego.
La responsable de campañas sobre Migración en AI, Mónica Costa, ha señalado que al ritmo al que se están llevando a cabo las reubicaciones en Europa, "se tardarán 18 años en cumplir los compromisos de reubicación que se hicieron hace un año".
"Es una vergüenza que Europa no pueda dejar de lado la política y resolver esta crisis humanitaria compartiendo equitativamente la responsabilidad de un número relativamente pequeño de personas refugiadas", ha lamentado Costa.
Un año después de su compromiso, Costa ha insistido en la necesidad de que los Gobiernos europeos cumplan sus promesas y ofrezcan "la protección, la esperanza y la dignidad que las personas solicitantes de asilo merecen".
No obstante, ha señalado que para ello es necesario aumentar el número de plazas de reubicación, así como acelerar los procesos, conceder visados humanitarios y establecer procedimientos de reagrupación familiar por la vía rápida.
De lo contrario, AI estima que la situación actual en Europa podría convertirse en una "tragedia a largo plazo".
Por otro lado, la organización ha recomendado al Gobierno heleno que mejore las condiciones de alojamiento, con apoyo de la Unión Europea, para que los migrantes varados mejoren su situación. Así, ha solicitado que se presenten alternativas a los campamentos de refugiados, se utilicen opciones como contenedores o tiendas sólo como último recurso y que se preste más atención a la separación de instalaciones sanitarias para hombres y mujeres.
Asimismo, el acceso a servicios para las mujeres embarazadas, niños y personas con discapacidades o de edades avanzadas debería ser prioritario, así como la garantía d la seguridad de los refugiados y su acceso a la Justicia.
Las recomendaciones de Amnistía llegan tan solo unos días después de que un incendio arrasara el centro de acogida de refugiados de Moria, en la isla griega de Lesbos.
A pesar del acuerdo de repatriación alcanzado entre la UE y Turquía, unos 13.500 inmigrantes y refugiados viven en cinco islas griegas a pesar de que la capacidad oficial de acogida se limita a 7.450 personas.
ESPAÑA, SEGUNDO PEOR PAÍS
En la lista que maneja la organización destaca la posición de España, ya que se encuentra entre los países con menos reubicaciones: no ha conseguido reubicar a cerca del 98 por ciento de los refugiados que se había comprometido a acoger.
Desde Amnistía, han señalado que el Gobierno español sigue incumpliendo sus acuerdos internacionales, ya que hasta la fecha sólo se han acogido 151 personas, según los datos de la Comisión Europea, cifra que se eleva a 187 en el recuento del Ministerio de Asuntos Exteriores.
En el otro lado de la balanza se encuentra, por ejemplo, Finlandia, un país que con poco más de cinco millones de habitantes, se comprometió a acoger a 1.299 y ya ha trasladado a 430; o Francia, que de los 12.599 que prometió reubicar, ya ha acogido a 1.425.
En total, entre reubicaciones y reasentamientos, a España sólo se han trasladado 516 personas, muy lejos de las 17.337 que se comprometió a acoger.