Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Amnistía Internacional exige a Turquía la liberación de los activistas encarcelados

Amnistía Internacional ha exigido al presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, que libere a los defensores de Derechos Humanos encarcelados en su país, entre los que se encuentran dos miembros de la propia institución.
A través de un comunicado, Amnistía Internacional, condena la detención irregular de varios activistas el pasado miércoles 5 de julio, incluido el director de la organización en Turquía, Idil Eser. Según los abogados de las personas detenidas, se les podría acusar de pertenencia a "una organización terrorista armada".
En el mes de junio, el entonces director de Amnistía Internacional Turquía, Taner Kiliç, también fue detenido y acusado de pertenencia al movimiento Gülen, considerado terrorista por el Gobierno. Actualmente se encuentra en prisión a la espera de un juicio que podría acarrearle hasta 15 años de prisión.
"Diecinueve años después de que hiciéramos campaña para liberar a Recep Tayyip Erdogan de la cárcel, él mismo impone la detención de nuestros compañeros" ha dicho Salil Shetty, secretario general de Amnistía Internacional.
Más de 50.000 personas han sido encarceladas en Turquía después del intento de golpe de Estado de julio de 2016 y se están llevando a cabo investigaciones penales contra aproximadamente 150.000 personas.
Desde entonces se han cerrado más de 160 medios de comunicación y más de 150 periodistas están en prisión, lo que convierte a Turquía en el país del mundo con mayor número periodistas encarcelados.