Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Amnistía Internacional aplaude el perdón de Obama a Manning y pide lo mismo para Snowden

Amnistía Internacional (AI) ha aplaudido la decisión del presidente saliente de Estados Unidos, Barack Obama, de conmutar la pena de Chelsea Manning, condenada a 35 años de cárcel por las filtraciones a Wikileaks, y le ha pedido que haga lo mismo con Edward Snowden, perseguido por los mismos delitos.
"El presidente Obama ha hecho lo correcto al conmutar su sentencia, pero llega con mucho retraso", ha dicho la directora de AI en Estados Unidos, Margaret Huang. "Es inadmisible que haya languidecido en una prisión durante años mientras los supuestos implicados en la información que reveló aún no han respondido ante la Justicia", ha reprochado.
En la misma línea se ha expresado la directora de AI para las Américas, Erika Guevara-Rosas: "En lugar de castigar al mensajero, el Gobierno estadounidense puede enviar un fuerte mensaje al mundo de que se toma en serio las investigaciones sobre las violaciones a los Derechos Humanos expuestas por las filtraciones y que los responsables serán llevados ante la Justicia".
La ONG ha recordado que Manning --"expuesta a graves abusos y, como resultado, sus propios Derechos Humanos han sido violados por el Gobierno de Estados Unidos"-- filtró a Wikileaks información sobre "potenciales crímenes bajo el Derecho Internacional".
Manning, ex analista de Inteligencia de las Fuerzas Armadas de Estados Unidos, entregó a Wikileaks decenas de miles de documentos clasificados sobre las guerras en Irak y Afganistán y cables diplomáticos que fueron publicados en 2010 desatando una tormenta internacional.
La ex militar fue condenada tres años después a 35 años de cárcel en un juicio en el que se disculpó por las consecuencias perjudiciales de sus actos. "Siento haber perjudicado a Estados Unidos", dijo en su alegato final.
Manning, que se ha sometido a un cambio de sexo y ha sufrido varios intentos de suicidio, pidió el pasado noviembre a Obama que redujera su condena a los más de seis años que ya ha cumplido, entre la prisión provisional y el tiempo transcurrido tras el fallo.
Hacía semanas que la prensa estadounidense especulaba con una posible liberación de Manning y del también ex analista de Inteligencia Edward Snowden, que filtró a Wikileaks datos sobre el programa de espionaje de Estados Unidos, antes de que Obama abandonara el cargo, el próximo 20 de enero.
Interrogado por ello en la rueda de prensa diaria del pasado viernes, el portavoz de la Casa Blanca, Josh Earnest, subrayó que eran dos casos "muy distintos". "Manning se sometió a la justicia militar, fue declarado culpable y condenado y reconoció que lo había hecho mal (...) Snowden huyó a los brazos del enemigo y buscó refugio en un país que ha intentado socavar la confianza en nuestra democracia", dijo.
Amnistía Internacional ha pedido a Obama que antes de ceder la vara de mando a Donald Trump "use sus poderes ejecutivos en sus últimos días para perdonar" a Snowden, que se encuentra refugiado en Rusia para evitar ser juzgado en Estados Unidios.