Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Almagro se hace eco de las denuncias de juicios militares a civiles en Venezuela, que tilda de "despropósito"

El secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, ha vuelto a pronunciarse con respecto a la situación de Venezuela y, haciéndose eco de las denuncias por parte de la oposición acerca de civiles sometidos a juicios militares, ha señalado que en el país no existe el Estado de derecho "ni siquiera como apariencia".
"Las acusaciones de fiscales militares a civiles son un absoluto despropósito en términos jurídicos", ha señalado en una alocución difundida desde sus redes sociales, en la que ha definido esta situación como un "elemento más" de "la dictadura".
"Las acusaciones de delitos de vilipendio y de instigación a la rebelión así como otras tipificaciones de similar naturaleza forman parte de un discurso reaccionario desprovisto de fundamentos legales aplicados contra manifestantes. La realidad es que simplemente cumplen con el propósito de privar de su libertad a aquellos que protestan pacíficamente", ha criticado.
Almagro ha acusado al Gobierno de Nicolás Maduro de querer "continuar sin el pueblo y partiendo del uso de la fuerza", postura que se vislumbra de la "consideración de que su pueblo es la amenaza a su continuidad" en el cargo.
Así, ha señalado que se trata de una "nueva violación de la Constitución", que en el artículo 261 sostiene que "la competencia de los tribunales militares se limita a delitos de naturaleza militar".
En este contexto, ha señalado que la "cadena de mando" --que comienza con el ministro de Defensa, Vladimir Padrino-- "no tiene derecho a perseguir, no tiene derecho a encarcelar, no tiene derecho a intimidar, a amedrentar y, en definitiva, a terminar de destruir a la hermana nación venezolana y a desestabilizar la región, escudándose en fantasiosas conspiraciones imaginarias y desatendiendo sus responsabilidades".
"Esta criminalidad dictatorial de asumir justicia a civiles en el poder militar no tendrá impunidad", ha advertido, antes de reiterar una de sus exigencias --y de la oposición--, la de celebrar unas elecciones generales "inmediatas" para poder "redemocratizar" el país.
"Procesar civiles desde la justicia militar vulnera todos los principios básicos de democracia y Derechos Humanos. En un nuevo acto arbitrario, el régimen vuelve a agredir la soberanía y la democracia en Venezuela, con lo que pierde cada vez más legitimidad", ha agregado.
"DESNATURALIZAR LA FUNCIÓN MILITAR"
Almagro ha acusado al Ejecutivo de intentar llevar a los denominados presos políticos ante la Justicia militar "para poder manipular ilegítimamente las decisiones que allí se tomen, someterlas a sus intereses y mantenerlas silenciados y alejadas de la vida pública".
En este sentido, ha subrayado que "manipular los códigos militares para forzarlos a encajar en casos civiles es desnaturalizar y agredir también a la función militar y a sus servidores, obligándolos a asumir competencias que no les son propias".
"El derecho y las garantías básicas de un debido proceso ya no existen en Venezuela desde el momento que un civil es forzado a comparecer ante un tribunal militar. Tampoco existe el derecho a la defensa, que ya hace tiempo vimos languidecer con medidas como la sentencia de prisión de Leopoldo López", ha aseverado.
Por último, ha insistido en que "en Venezuela murió el Estado de derecho" y ha instado a "no guardar silencio" ante "un abuso tan evidente de los Derechos Humanos básicos de los venezolanos".
El líder opositor y gobernador del estado de Miranda, Henrique Capriles, denunció este domingo que "sólo en el estado de Carabobo", un total de 251 civiles "han sido pasados a tribunales militares".