Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Obama dice que le "rompe el corazón" la muerte de los dos periodistas de Virginia

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, ha dicho este miércoles que le "rompe el corazón" la muerte de los dos periodistas que estaban realizando una entrevista en directo en el estado de Virginia y ha añadido que este tipo de incidentes deben llevar a plantearse "cómo reducir la violencia armada en el país".

"Lamentablemente, este tipo de eventos suceden con demasiada frecuencia", ha lamentado Obama en una entrevista desde la Casa Blanca. "Lo que sabemos es que el número de personas que mueren a causa de incidentes relacionados con armas en todo este país empequeñece cualquier muerte que se produce a causa del terrorismo", ha apostillado.
El mandatario estadounidense ha alabado el trabajo de los periodistas locales, que "a menudo se adentran en lugares peligrosos". Sin embargo, ha añadido que en este caso "deberían haber estado a salvo".
Horas antes, el portavoz de la Casa Blanca, Josh Earnest, ha señalado que este terrible suceso sirve para demostrar que la violencia con armas de fuego "ya es algo demasiado común" en Estados Unidos.
Earnest ha insistido en que el Congreso --dominado por los republicanos-- debería aprobar la legislación impulsada por la Administración de Barack Obama, "que tendría un impacto tangible en la reducción de la violencia armada en el país".
Obama, tras los muchos sucesos de este tipo que han salpicado su Presidencia, ha abogado por aumentar las restricciones para acceder a las armas, pero se ha encontrado con la firme oposición de numerosos sectores.
El suceso ha ocurrido en torno a las 7.00 (hora local), cuando la reportera Alison Parker, de 24 años, y el cámara Adan Ward, de 27, ambos trabajadores de la televisión local WDBJ7, estaban entrevistando a Vickie Gardner, de la Cámara de Comercio, en el centro comercial Bridgewater Plaza, en el condado de Franklin.
Vester Lee Flanagan, un afroamericano de 41 años, se ha aproximado sigilosamente con una pistola en la mano, pero los periodistas no se han percatado de su presencia hasta que ha abierto fuego, primero contra Ward, que ha caído al suelo de inmediato, y luego contra Parker, que ha intentado huir sin conseguirlo.
Tras el tiroteo, Flanagan se ha dado a la fuga por la Interestatal 66, pero cuando una patrulla de Policía ha intentado detenerle se ha suicidado.