Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Tsipras promete aplicar un acuerdo en el que "no cree"

El primer ministro de Grecia, Alexis Tsipras, ha reconocido que se vio obligado a aceptar un acuerdo con los acreedores en el que "no cree", aunque se ha comprometido a ponerlo en práctica y a asumir las "responsabilidades" que ello conlleve aunque descarta la celebración de elecciones anticipadas.

El lunes, Tsipras y los demás líderes europeos llegaron a un acuerdo para entregar 86.000 millones de euros a Grecia a cambio de una serie de reformas a las que Atenas se opuso inicialmente.
En una entrevista con la televisión pública, el primer ministro heleno ha lamentado esa "mala noche para Europa" y ha reconocido que "no cree" en el documento final, pero que tiene la "obligación" de aplicarlo. "La dura verdad es que se ha impuesto a Grecia una vía de un único sentido", ha apostillado.
Tsipras ha subrayado que asumirá la "responsabilidad" de sus decisiones y ha defendido que, en las condiciones actuales, Grecia no puede permitirse salir del euro. En este sentido, ha descartado que tuviese un "plan" oculto para recuperar el dracma.
El Gobierno griego ha presentado este martes la legislación que debe aprobar el Parlamento para hacer realidad el paquete de reformas, entre las críticas de decenas de diputados y que rompen la unidad en la coalición gobernante, SYRIZA.
En relación a estas discrepancias, Tsipras ha apuntado que no puede "presionar a alguien para hacer a algo que no quiere", pero ha advertido de que todo el mundo deberá ser "responsable" de la posición que adopte. Asimismo, ha cuestionado a quienes "desde una silla" esgrimen teorías basadas en la "pureza ideológica".
Tsipras ha descartado, no obstante, la celebración de elecciones anticipadas, algo que incluso han llegado a plantear desde su propio Ejecutivo. "No es mi intención", ha dicho a este respecto, en el marco de una entrevista en la que ha afirmado que espera aplicar su programa durante los cuatro años de mandato.