Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Tsipras abre la puerta a un referéndum si los acreedores insisten en sus demandas

Alexis TsiprasReuters

El primer ministro de Grecia, Alexis Tsipras, ha dicho que tendría que recurrir a un referéndum popular si los acreedores del país insisten en unas demandas que el Gobierno considera inaceptables, si bien ha expresado su confianza en alcanzar un acuerdo para evitar dicho escenario.

Atenas está a solo semanas de quedarse sin dinero en efectivo, pero las conversaciones con la Unión Europea (UE) y el Fondo Monetario Internacional (FMI) han estado estancadas debido a la exigencia de unas reformas que incluyen recortes de pensiones y la liberalización del mercado laboral.

En su primera importante entrevista televisiva desde que fue electo en enero, Tsipras ha asegurado que espera que el acuerdo con los acreedores se alcance antes del 9 de mayo, tres días antes del vencimiento de un pago de deuda al FMI por alrededor de 750 millones de euros. Así, ha descartado una suspensión de pagos, resaltando que la prioridad del Gobierno es pagar los salarios y las pensiones.

Por otra parte, Tsipras ha rechazado la posibilidad de convocar elecciones anticipadas, recordando que su Gobierno empezó a trabajar hace unos pocos meses, si bien ha concedido que sería necesario convocar un referéndum si los prestamistas continúan con unas demandas que superen los límites de su mandato.

"Si la solución está fuera de nuestro mandato, no tendré el derecho de violarlo, así que la solución a la que llegaremos tendrá que ser aprobada por los ciudadanos griegos", ha dicho.
"Estoy seguro de que no llegaremos a ese punto. Pese a las dificultades, las posibilidades de ganar en las negociaciones son grandes. No debemos caer en movimiento de pánico. El que se asusta en este juego pierde", ha valorado.

Tsipras ha afirmado que Grecia está en la recta final de las negociaciones pese a las diferencias en temas clave como la reforma laboral, la reducción de las pensiones y un propuesto aumento del impuesto al valor agregado en populares islas.

Por último, ha asegurado que espera un acuerdo preliminar sobre las reformas esta semana o la próxima, explicando que la venta de activos sería parte de las concesiones ofrecidas, incluidos dos importantes puntos, la enajenación del puerto del Pireo y el alquiler de 14 aeropuertos regionales.