Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Tsipras ve viable un acuerdo con sus socios

Tsipras en su visita a HollandeGTRES

El primer ministro griego, Alexis Tsipras, considera "viable" que Grecia alcance un acuerdo con sus socios europeos tras las reuniones mantenidos con los líderes de la UE en los últimos días, mientras que el presidente de Francia, François Hollande, defendió el respeto tanto a la decisión del pueblo griego como a las reglas europeas y los compromisos adquiridos.

En una comparecencia conjunta con Hollande, Tsipras aseguró que en estos encuentros ha presentado "proposiciones realistas que pueden conducir a un resultado viable", e incidió en la necesidad de "trabajar muy duro" por un "futuro común europeo".
En este sentido, defendió que un acuerdo daría "más tiempo y un poco de aliento" a Grecia y a su nuevo Gobierno, que debe realizar las reformas y los cambios necesarios. "Debemos hacerlos para que nuestro país sea creíble y para recuperar la justicia social", apostilló.
Asimismo, subrayó que es necesario que Europa "trabaje junta y una sus fuerzas", aunque agregó que la estabilidad de la Unión exige un cambio de política que gire hacia el crecimiento. "Necesitamos hoy un nuevo acuerdo por Europa. Necesitamos un acuerdo para volver al crecimiento, para volver al empleo y la cohesión social", remarcó.
Tsipras remarcó que en este esfuerzo hace falta que Francia juegue un papel "preponderante" y que garantice una "Europa unida". "Francia debe jugar un papel protagonista en este cambio de política", insistió el primer ministro griego.
En este contexto, mostró su voluntad de dialogar y negó que el cambio de política de Grecia sea "una amenaza para Europa", sino "una oportunidad". Así, destacó que el Viejo Continente es "su casa común" y se debe trabajar respetando las reglas europeas y la convivencia, pero también a los países, que deben trabajar en condición de igualdad.
"Estoy convencido de que nuestros socios quieren escucharnos y estoy convencido también de que todos podemos trabajar juntos para superar la crisis en Grecia y al mismo tiempo ayudar también a Europa a superar la crisis", concluyó.
Respeto y crecimiento
Por su parte, François Hollande incidió en la importancia del respeto, tanto al voto "claro y fuerte" del pueblo griego, reflejando que la austeridad era ya "insoportable", como a las reglas europeas que se imponen para todos, "Francia incluida", y a los compromisos adquiridos, "sobre todo los referentes a las deudas de los Estados".
A este respecto, el presidente francés instó por reforzar el diálogo con "transparencia, serenidad y voluntad de llegar a un acuerdo", que debe crear un marco económico, financiero y contractual entre Europa y Grecia.
En esta línea, recalcó que es el momento de encontrar una solución de "largo plazo" para Grecia, lo que tiene que basarse en dos principios: la solidaridad y la responsabilidad. "Deben realizarse esfuerzos, tanto unos como otros, para que esta moneda (el euro) tenga la estabilidad necesaria para ser respetada", apostilló.
Por otro lado, Hollande indicó que ha llegado la hora de crear empleo y elevar el crecimiento, algo que sería beneficioso tanto para Grecia como para Francia y ofreció a Tsipras la experiencia que puede aportar Francia para las reformas que quiere llevar a cabo.