Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Tsipras y Merkel hablan por teléfono tras sellar el acuerdo para el tercer rescate

Tsipras y Merkel hablan por teléfono tras sellar el acuerdo para el tercer rescateREUTERS

El primer ministro de Grecia, Alexis Tsipras, y la canciller alemana, Angela Merkel, han hablado por teléfono después de que Atenas alcanzara un acuerdo con sus acreedores internacionales para conseguir un tercer rescate.

Un portavoz de la Cancillería alemana ha informado a la prensa de la conversación entre ambos líderes europeos pero ha rehusado dar detalles sobre el contenido de la misma.
Grecia y sus acreedores internacionales han llegado de madrugada a un principio de acuerdo sobre el tercer rescate con el que la nación helena podrá hacer frente a sus necesidades financieras, estimadas en unos 86.000 millones de euros.
Ya por la tarde han conseguido cerrar los últimos flecos "técnicos" que quedaban abiertos, según han informado fuentes europeas. Ahora los países del euro tendrán unas horas "de reflexión" para estudiar los documentos en detalle y decidir si las condiciones negociadas son suficientes para dar luz verde al tercer rescate.
Si la evaluación es positiva, se espera que el presidente del Eurogrupo, Jeroen Dijsselbloem, anuncie en las próximas horas la convocatoria de una reunión extraordinaria de ministros de Economía de la eurozona el viernes, para tomar una decisión definitiva.
Tsipras, por su parte, ha urgido al Parlamento griego a iniciar hoy mismo la tramitación del acuerdo con la UE y el Fondo Monetario Internacional para que pueda ser aprobado el jueves y no retrasar así la cita del Eurogrupo.
Grecia pretende que el pacto sea ratificado cuanto antes por el Parlamento para que los ministros de Economía de la eurozona puedan dar su visto bueno el viernes y la ayuda llegue a tiempo para el pago de 3.200 millones de euros al Banco Central Europeo el 20 de agosto.