Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Fuerzas progubernamentales atacan el primer convoy de evacuación de Alepo

Fuerzas simpatizantes del régimen han atacado el primer convoy que salía del este de Alepo matando a una persona e hiriendo a otras tres, según el testimonio de un médico que integra esta primera evacuación, tras la entrada en vigor de la tregua.  Se prevé que abandonen la ciudad siria unos 50.000 civiles y más de 1.500 rebeldes.

Milicianos leales a Al Asad han atacado una de las ambulancias que integra el convoy de salida de Alepo, según ha informado la web de la CNN.
Horas antes de este incidente el Observatorio Sirio por los Derechos Humanos informaba de que había iniciado la evacuación de la ciudad con el primer convoy que trasladaba heridos desde Alepo oriental hacia la zona occidental de la ciudad siria.
"La operación para organizar la salida de hombres armados del este de Alepo ha comenzado", han indicado fuentes oficiales a la agencia británica de noticias Reuters.
La cadena de televisión libanesa Al Manar, vinculada al partido-milicia chií Hezbolá, ha asegurado que los procedimientos para la evacuación de combatientes hacia la localidad de Jan Tuman están en marcha.
El organismo, con sede en Londres y una importante red de informantes en el país árabe no han confirmado que se hayan iniciado las evacuaciones de combatientes o civiles en esta zona de la localidad.
El nuevo alto el fuego tras romperse la primera tregua
Por su parte, fuentes rebeldes han asegurado en declaraciones a esta misma agencia que el nuevo alto el fuego pactado entre las partes ha entrado en vigor a las 2.30 horas (la 1.30 en la España peninsular).
Un residente citado por Reuters ha afirmado que los enfrentamientos se detuvieron a primera hora de la mañana.
El Gobierno y los rebeldes llegaron el miércoles a un nuevo acuerdo para evacuar la zona este de Alepo, territorio que hasta ahora controlaban los insurgentes, según han informado las partes, en un último intento por dar una salida segura a los civiles.
El Gobierno y los rebeldes ya acordaron el martes, bajo los auspicios de Rusia y Turquía, una tregua para facilitar la salida de combatientes y civiles de la zona este de Alepo, que a excepción de un pequeño reducto ha caído ya en manos del Gobierno de Bashar al Assad tras meses de intensa ofensiva.
Estaba previsto que la tregua, que comenzó el martes por la mañana con el cese de los ataques aéreos, se completara el miércoles para iniciar la evacuación, para lo cual ya se habían trasladado varios autobuses al este de Alepo.
Sin embargo, el acuerdo fracasó antes de empezar a aplicarse. Según fuentes rebeldes y de Naciones Unidas, Irán --uno de los principales aliados internacionales del régimen sirio-- planteó nuevas condiciones: la evacuación de Fua y Kefraya.