Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Alemania trata de resolver el misterio del joven del bosque

Ray, el joven del bosque aparecido en Berlíncuatro.com

La policía sigue investigando la aparición de un chico que dice no saber quién es

Alemania no escatima esfuerzos para tratar de resolver el caso del joven que asegura haber pasado los últimos cinco años en un bosque. La policía investiga los hechos e intenta buscar explicaciones sobre el hallazgo de Ray, un joven de 17 años que dice no saber quién es. Así, mientras el chico se adapta a su nueva vida en un centro para jóvenes de Berlín, los agentes tratan de encontrar el cuerpo de su padre, fallecido mientras estaban en el bosque, para que pueda ayudar a esclarecer los hechos.
El responsable de atender al joven durante sus primeros días en la vida berlinesa asegura que es un "adolescente normal". "Hubo momentos en los que parecía más inquieto pero en general parecía cómodo", ha asegurado el gerente del centro para jóvenes en el que permanece alojado.
Así, el portavoz asegura, según publica el diario The Telegraph, que el chico que parece "poco comunicativo" se expresa en inglés porque domina poco el alemán.
"Se mezcla con los otros como un adolescente normal, pero hablaba poco", tal y como señalan desde el centro. Pese a ello, las mismas fuentes apuntan que "no ha habido ningún problema con él. Parecía estar contento de dormir en una cama y ducharse de manera regular".
Ahora, la policía trata de encontrar alguna pista que esclarezca los hechos. Hasta el momento, no se ha llegado a ninguna conclusión ya que, según los agentes, "no sabemos si es británico o de otra parte".
Así, la búsqueda de respuestas se centra en la localización del cadáver del padre, con el que el chaval estuvo viviendo en un bosque hasta su fallecimiento.
El adolescente afirma que fue su padre el que le trasladó a los bosques tras la muerte de su madre, Doreen, en un accidente de coche hace cinco años.
El joven asegura que tras la muerte de su progenitor optó por tomar la dirección norte y, tras varias semanas caminando, había llegado a Berlín.