Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Alemania respalda los "dolorosos, pero inevitables" recortes del Gobierno de Rajoy

Bruselas ve subir el IVA como opción para compensar el desvío del déficit

El Gobierno alemán apoya las "dolorosas, aunque inevitables" medidas de ajuste anunciadas por el Gobierno español y advierte de que el incumplimiento del objetivo de déficit del 6% para 2011 constata la necesidad de un "contundente" programa de consolidación fiscal en España, según afirma un comunicado emitido por el ministro de Exteriores germano, Guido Westerwelle. Por su parte, la Comisión Europea espera discutir en las próximas semanas con el nuevo Gobierno de Mariano Rajoy nuevas medidas de consolidación fiscal para compensar el desvío en el objetivo del déficit en 2011 que podría superar incluso el 8% frente al 6% pactado, y ha avanzado que el aumento del IVA constituye una posibilidad entre otras.
"Damos la bienvenida a la intención del Gobierno español de encaminarse hacia un estricto programa de austeridad tal y como muestran las medidas recientemente adoptadas para consolidar los presupuestos", señala el ministro liberal del gabinete de Merkel.
A este respecto, Westerwelle destaca el "apoyo" alemán al camino emprendido por el Ejecutivo español, así como su "gran respeto" por la determinación mostrada a la hora de tomar estos "dolorosos, aunque inevitables recortes".
De hecho, el comunicado del Ministerio de Exteriores alemán añade que "el hecho de que España haya incumplido el objetivo del 6% fijado para el año pasado demuestra la clara necesidad de un contundente programa de consolidación en España".
Bruselas discutirá con España sobre próximas medidas a tomar
"Hemos sido informados la semana pasada por las autoridades españolas de un desvío considerable del déficit, que debía ser del 6% en 2011 y podría ser de alrededor o incluso superior al 8% según las últimas estadísticas que hemos recibido de Madrid. De momento, no tenemos elementos para confirmar estas cifras. No estamos en posición de decir aquí que la cifra será superior o inferior al 8%", ha explicado en rueda de prensa el portavoz de la Comisión Europea, Olivier Bailly.
El portavoz ha dejado claro que compete al Gobierno determinar qué medidas adicionales adopta para compensar la desviación del déficit tras recordar que "el paquete significativo de medidas presupuestarias aprobado por el Gobierno español la semana pasada por alrededor de 15.000 millones, equivalentes al 1,5% del PIB, es muy significativo, pero inferior al desvío del 2%".
"En la medida en que hay un desvío del déficit español en torno al 8%, dos puntos más de lo previsto, hay un diálogo entre las autoridades españolas y nosotros", ha explicado el portavoz.
"Antes de tomar medidas para reducir el déficit el Gobierno tiene la posibilidad de discutir con la Comisión lo que ocurre de manera muy estructurada. No tengo información sobre las próximas reuniones posibles que serán sin duda a nivel técnico" entre el Departamento de Economía del Ejecutivo comunitario y el Ministerio de Economía en Madrid, ha precisado Bailly.
Preguntado si Bruselas mantiene la recomendación para que España suba el IVA, el portavoz ha insistido en que "compete a las autoridades españolas decidir las otras medidas que planean tomar para compensar el desvío del déficit con el objetivo de cumplir el objetivo en 2013 del 3% al que se han comprometido a cumplir", pero ha insistido en que subir el IVA es una de las recomendaciones de Bruselas.
"Hemos hecho varias recomendaciones en el pasado, incluido el pasado junio. El IVA es uno de ellos. Hay muchas otras", ha explicado sin entrar en más detalles.
El Ejecutivo comunitario considera que el paquete de recortes del gasto público y aumento de impuestos como el IRPF y el IBI anunciados la semana pasada constituye un paquete de medidas "equilibrado", al prever una reducción "importante" del gasto público del 0,9% del PIB y un aumento de impuestos del 0,6%.
Bruselas valora especialmente el compromiso del Gobierno de Mariano Rajoy de presentar "en los próximos tres meses" reformas estructurales y ha avanzado que están "muy interesados" en trabajar con las autoridades españolas "en la definición" de las reformas del mercado laboral y del sector financiero. Además, no descarta que el Gobierno español introduzca también medidas que se traduzcan en "un impulso adicional al crecimiento".
"Este paquete de reformas estructurales que se presentará en las próximas tres semanas podría ayudar a cubrir el desvío del 2% necesario para reducir el déficit público en España. Tenemos que esperar a estas nuevas medidas", ha precisado Bailly.
El portavoz ha dejado claro que "la Comisión no sólo pide a los Estados miembros reducir su déficit. Igual de fuerte pide a los Estados miembros que apoyen el crecimiento". "No sería productivo sólo reducir el gasto. Hace falta una estrategia al lado para revitalizar el crecimiento", ha insistido Bailly. "Sin crecimiento el riesgo de recesión es todavía más fuerte en Europa", ha admitido.