Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Alemania cancela un vuelo para deportar a afganos tras el atentado de Kabul

El Gobierno alemán ha decidido cancelar un vuelo que debía salir este miércoles del país lleno de refugiados afganos, cuyas solicitudes de asilo habían sido rechazadas, tras el grave atentado suicida que ha dejado 90 muertos en Kabul, según fuentes consultadas por DPA.
La cancelación del vuelo se ha debido a cuestiones de organización, según las fuentes, que han dejado claro que el Gobierno alemán sigue firme en su postura sobre las deportaciones. El ministro alemán del Interior, Thomas de Maizière, ha informado también al Parlamento alemán sobre el cambio de planes, según círculos cercanos.
"La Embajada alemana en Kabul tiene un papel logístico importante en el país en la recepción de personas deportadas", han explicado las fuentes, subrayando que los trabajadores allí tienen ahora cosas más importantes que hacer que encargarse de organizar la llegada de estas personas.
Según ha informado el ministro de Exteriores, Sigmar Gabriel, un guardia afgano de la Embajada ha muerto y otro personal de la misma ha resultado herido en el atentado. Además, el edificio de la legación diplomática también ha registrado daños.
El vuelo debía aterrizar el jueves por la mañana en Kabul. Hasta el momento, Alemania ha mandado en cinco aviones a 106 personas que no recibieron permiso para quedarse en el país.
Las expulsiones suscitaron numerosas críticas debido a la inseguridad en Afganistán. Organizaciones de Derechos Humanos, asociaciones y políticos de la oposición reclaman poner fin de inmediato a estas deportaciones.