Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Aldeas Infantiles SOS reclama un cese de los ataques a civiles en Alepo

La organización no gubernamental Aldeas Infantiles SOS ha hecho este miércoles un llamamiento para un cese de los ataques contra civiles en Alepo, la ciudad cuyo control se disputan los rebeldes y las fuerzas del régimen y donde en las últimas semanas se ha intensificado la ofensiva de las fuerzas leales a Damasco.
"Con la situación humanitaria en Alepo y alrededores volviéndose cada día más desesperada, Aldeas Infantiles SOS exige que cesen los ataques que está sufriendo la población civil, incluidos niños, y alerta de la necesidad urgente de una tregua y un corredor seguro que permita que la ayuda humanitaria llegue a una ciudad agonizante", ha asegurado la organización, en un comunicado.
"Urgimos a todas las partes en conflicto en Siria a detener los ataques sobre objetivos civiles, incluyendo escuelas e instalaciones sanitarias, y permitir el paso seguro de convoyes para proporcionar la ayuda humanitaria que con urgencia se necesita", ha declarado la directora internacional de Aldeas Infantiles SOS para Oriente Medio y el Norte de África, Alia Al-Dalli.
"Si bien Aldeas Infantiles SOS y las organizaciones humanitarias continuamos haciendo todo lo que está en nuestra mano para ayudar a niños, familias y otros civiles, no podemos responder a las necesidades crecientes de una población que está teniendo serias dificultades para encontrar seguridad en zonas de guerra. Necesitamos una tregua y corredores seguros para envíos de comida, suministros médicos y otros productos de ayuda humanitaria", ha explicado Al-Dalli. "Sin embargo", Al-Dalli ha subrayado que estas medidas son "solo" temporales y que los pasos a largo plazo deben incluir "garantizar la seguridad, el cuidado y la educación de los niños y los jóvenes sirios que están siendo severamente afectados por el conflicto".
Debido al incremento de los combates en las últimas semanas, Aldeas Infantiles SOS se ha visto obligada a reducir su respuesta de emergencia en Alepo a la ayuda en la distribución de 15.000 comidas diarias a familias desplazadas, el mantenimiento de una bomba de agua y la restauración de una escuela para niños desplazados en los suburbios de Alepo, a la que asisten más de 500 niños.