Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El fiscal dictamina que el juez Alberto Nisman fue asesinado

Juez Alberto NismanEfe

El fiscal Ricardo Sáenz ha dictaminado que el juez Alberto Nisman, quien apareció muerto con un disparo en la cabeza en su apartamento en un aparente suicidio en enero de 2015, fue asesinado, dando así la razón a la familia del magistrado.

"El objeto procesal de esta causa de acuerdo a la prueba producida hasta el momento lo constituye la hipótesis de que Alberto Nisman ha sido víctima del delito de homicidio", ha señalado Saénz, fiscal general de la Cámara del Crimen ante la Sala VI de dicho tribunal, según informan los medios argentinos.
El dictamen del fiscal, que no es vinculante para la Cámara, respalda lo que piden en sus querellas las hijas de Nisman y la madre y la hermana del juez. Además, Saénz se ha pronunciado a favor de apartar de la causa a la juez en lo criminal Fabiana Palmaghini y derivarla a un magistrado del fuero federal.
"Los recurrentes sostienen con razón que la presencia en el departamento de Nisman del arma que le dio muerte no está avalada por una explicación lógica" debido a que las tres versiones dadas en la causa al respecto son "contradictorias" y sólo podrían ser corroboradas por el fallecido, ha argumentado.
IMPUTACIÓN DE LAGOMARSINO
Además, ha planteado que Diego Lagomarsino, el colaborador del fiscal que aseguró haberle prestado la pistola con la que presuntamente éste se habría suicidado, debe ser imputado por la muerte y no sólo por la entrega del arma.
El fiscal general también ha resaltado algunos aspectos puestos en valor por la familia del fiscal, como el que apartamento habría sido "limpiado" y por eso no había huellas dactilares, la manipulación de su ordenador personal, "o que el contenido de su teléfono fue borrado".
Para defender que la causa pase al fuero federal, Saénz ha argumentado que podría tratarse de un homicidio del fiscal que estaba investigando el atentado de la AMIA y que había denunciado tan solo cuatro días antes de morir a la entonces presidenta, Cristina Fernández de Kirchner, y otros altos cargos de su Gobierno.
"Al estar ante la sola posibilidad" de que Nisman "haya sido asesinado", "la investigación debe ser proseguida por la Justicia Federal de esta ciudad", porque de lo contrario "se pondría en riesgo la legalidad" al afectarse el "principio del juez natural", ha explicado.
Tras el dictamen del fiscal general, la Sala VI de la Cámara del Crimen deberá decidir ahora si avala que el caso pase a la justicia federal. Para ello, ha fijado una nueva vista el próximo 18 de marzo para escuchar argumentos antes de pronunciarse.