Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los conflictos laborales, llevados al extremo en Francia

Con la camisa arrancada, escoltados por los servicios de seguridad, dos directivos de Air France huían al ser agredidos por los trabajadores tras anunciarse el despido de 2.900 personas. El primer ministro francés ha pedido un duro castigo para los responsables, pero no es la primera vez que un conflicto laboral se lleva al extremo en Francia. En 2014 dos directivos de Goodyear fueron retenidos durante 24 horas durante la negociación de despidos por el cierre de una fábrica. En 2012, fueron unos empleados de la FNAC en la capital francesa quienes retuvieron durante horas a su jefe tras pedir una subida salarial. En 2009 el secuestro de directivos se convirtió en un arma de presión en la negociación de las condiciones de despido.