Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Air Berlin asegura que la segunda mayor aerolínea alemana "sigue siendo solvente"

La compañía espera lograr un Ebit positivo para 2018 El presidente ejecutivo de Air Berlin, Thomas Winkelmann, ha afirmado que airberlin, la segunda aerolínea alemana, "sigue siendo solvente" y que la "liquidez de la compañía está asegurada", tal y como ha defendido durante intervención en la junta general de accionistas celebrada hoy en Londres.
La compañía espera lograr un Ebit positivo para 2018
El presidente ejecutivo de Air Berlin, Thomas Winkelmann, ha afirmado que airberlin, la segunda aerolínea alemana, "sigue siendo solvente" y que la "liquidez de la compañía está asegurada", tal y como ha defendido durante intervención en la junta general de accionistas celebrada hoy en Londres.
"Nuestra afirmación de que la liquidez de la empresa está asegurada, no ha cambiado para nada", ha dicho Winkelmann a los accionistas convocados después de que Etihad Airways, primer inversor con el 29,2% del capital, evidenciara su intención de no inyectar más capital a la germana tras constantes aportaciones.
Winkelmann reconoció que el año 2017 será "difícil" y de transición pero que el grupo aéreo espera obtener un resultado antes de intereses e impuestos (Ebit) positivo para el próximo año.
La semana pasada TUI Group y Etihad Aviation Group rompieron sus negociaciones para crear una empresa conjunta de aerolíneas de ocio, con sede en Viena unificando las filiales aéreas del grupo alemán con Niki, para la que confía encontrar un nuevo aliado.
El grupo aéreo solicitó recientemente avales para la obtención de créditos a los estados federados de Renania del Norte-Westfalia y Berlín ante los problemas financieros de la aerolínea, que acumula unas pérdidas de 1.200 millones de euros en los dos últimos años. Según el diario alemán 'Welt', Air Berlin busca garantías de préstamo de alrededor de 100 millones de euros.
No obstante, Winkelmann ha negado hoy que la solicitud de garantías estatales estuviera directamente ligada al fracaso de las negociaciones entre Etihad y TUI. "Estamos sondeando todas las posibilidades para cualquier eventualidad", ha añadido al respecto.
DEMORAS Y CANCELACIONES
Desde finales de marzo, airberlin ha registrado demoras y cancelaciones de vuelos por falta de naves y de personal de cabina (TCP) coincidiendo con el inicio de la programación del verano, que la gerencia atribuyó a una deficiente planificación.
De enero a mayo, transportó a nueve millones de viajeros, una caída del 12,3% con respecto a 2016, año en el que inició un proceso reestructuración. Dicho plan contempla reducir su flota operativa a 75 aviones desde sus bases en Berlín y Dusseldorf, y la reducción de unos 1.200 empleos mediante un programa de bajas voluntarias.
Además, acordó con Lufthansa Group, donde ve un posible socio comercial, el arrendamiento de 38 aviones en régimen de 'wet lease' (subcontratación de aeronaves y tripulación).
El consejero delegado de Lufthansa, Carsten Spohr, confirmó en mayo que mantuvo conversaciones en Abu Dhabi sobre el futuro de Air Berlin. El directivo dijo entonces que el Gobierno de Abu Dhabi es consciente de que la deuda, los costes y que las cuestiones antimonopolio siguen siendo obstáculos para que Lufthansa se haga cargo del resto de la compañía aérea en dificultades.
airberlin registró unas pérdidas atribuidas de 781,9 millones de euros durante 2016, lo que supone un 75% más que los 'números rojos' de 446,6 millones de euros registrados un año antes.