Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

África registró 3,5 millones de nuevos desplazamientos internos en 2015

Al menos 3,5 millones de personas se vieron forzadas a desplazarse debido a la violencia y las catástrofes naturales durante el último año en África, según ha denunciado este viernes el Observatorio de Desplazamiento Interno del Consejo Noruego de Refugiados (IDMC/NRC), que ha alertado de que existen 12,4 millones de desplazados internos en el continente, lo que supone un 30 por ciento de los desplazados a nivel global.
La organización ha indicado en su informe 'Desplazamiento Interno en África' que 2,4 millones de los nuevos desplazamientos, registrados en su mayoría en países como Nigeria y República Democrática del Congo, están causados por conflictos armados, mientras que 1,1 millones se deben a desastres naturales, principalmente inundaciones.
África, que cuenta con 5,4 millones de refugiados, supone la región del mundo con mayor número de desplazados internos después de Oriente Próximo, según el IDMC, que ha advertido de que las cifras no disminuirán a lo largo de 2016 y de que la situación podría verse agravada de cara al futuro debido al cambio climático.
La ONG ha señalado que Nigeria registra el 30 por ciento de los desplazados internos debido a la violencia, mientras que República Democrática del Congo (RDC) cuenta con un cuarto de ellos. Durante el último año, 736.000 personas han abandonado Nigeria, que hace frente a la peor crisis humanitaria de África.
El número de nuevos desplazamientos supone un desafío para los gobiernos en el continente, que se enfrentan a casos a un gran incremento proporcional, como en República Centroafricana, donde más de un 4 por ciento de la población se ha trasladado a otras zonas, o en Libia y Sudán del Sur, que cuentan con un 2 por ciento de desplazados.
Según el informe, República Democrática del Congo, Sudán del Sur y Sudán constituyen los tres países con mayor número de desplazados internos, no sólo de África sino del mundo. A ellos se suma República Centroafricana, con 6,8 millones de desplazados, que han tenido que abandonar sus hogares en 2015 debido a los conflictos armados, la inseguridad y la violencia.
Cerca de 1,2 millones de personas se vieron obligadas a abandonar sus viviendas en esos cuatro países durante 2015, una cifra que se ha mantenido durante la primera mitad de 2016. La Oficina de Coordinación de Asuntos Humanitarios de la ONU (OCHA) estima que 517.000 personas en RDC han huido este año debido a la inseguridad causada principalmente en el marco de las operaciones militares llevadas a cabo en el este del país contra grupos armados.
En Sudán, 13 años después de que comenzara el conflicto en Darfur, al menos 192.000 personas han sido registradas como desplazados entre enero y agosto de este año, según el IMDC. A pesar de la firma del acuerdo entre el Ejército de Liberación del Pueblo de Sudán (SPLA) y el Ejército de Liberación del Pueblo de Sudán-Oposición (SPLA/O), la reanudación de los enfrentamientos en Yuba, la capital sursudanesa, así como en otras ciudades, han provocado que 96.000 personas abandonen la zona este año.
La inseguridad alimentaria en los cuatro países también ha constituido una causa y una consecuencia de la violencia y el desplazamiento, según ha manifestado la ONG, que ha afirmado que los desastres naturales han obligado a 1,5 africanos a abandonar sus hogares desde 2009.
DESASTRES NATURALES
La organización ha señalado que los desastres naturales han forzado a 1,1 millones de personas a desplazarse en 2015 en al menos 33 países de África, especialmente en el sur, donde más de 410.000 personas se han visto afectadas.
La localización de las viviendas, la vulnerabilidad de la población y los aspectos político-económicos son factores fundamentales para determinar el número de desplazados, según el informa del IMDC, que ha manifestado que la pobreza afecta a unos 330 millones de africanos, que ven dificultada la inversión para fortalecer la estructura de sus viviendas.
Por otro lado, el cambio climático únicamente empeorará la situación debido al aumento de las temperaturas, la deforestación y las inundaciones y sequías, que provocarán un aumento de la exposición de la población a la violencia y la vulnerabilidad.
El 92,8 por ciento de los desplazamientos se produce debido a las inundaciones, frente a un 5,9 por ciento de casos, que se deben a las fuertes tormentas registradas en algunas zonas del continente. En 2016, 56.000 personas se trasladaron a otros países desde Etiopía debido a las fuertes lluvias, de los cuales 50.000 han regresado, según la organización.