Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Afganistán asegura que once insurgentes extranjeros murieron en un bombardeo en el sureste del país

El Ministerio del Interior de Afganistán ha asegurado este domingo que al menos once insurgentes de nacionalidad extranjera murieron el sábado en un bombardeo lanzado en la ciudad de Spira, en la provincia de Jost (sureste).
En su comunicado, el ministerio ha detallado que los muertos pertenecían a los talibán, agregando que el bombardeo provocó la destrucción de armamento pesado y ligero, según ha informado la agencia afgana de noticias Jaama Press.
Por el momento se desconoce la nacionalidad o nacionalidades de los insurgentes muertos en la operación. En la provincia operan milicianos paquistaníes y de otros grupos integrados por insurgentes llegados de países de Asia Central.
El comunicado ha sido publicado horas después de que el Ministerio de Defensa de Afganistán anunciara la muerte de siete soldados y 117 presuntos talibán en las últimas 24 horas, en medio del incrementos de los enfrentamientos en el país.
Las fuerzas de seguridad afganas han sufrido un incremento en las bajas después de hacerse con el control de las operaciones en el país a principios de 2015, en parte debido al aumento de las operaciones de los talibán en el marco de su ofensiva de primavera, la operación 'Omari', bautizada así en homenaje al exlíder del grupo, el mulá Mohamed Omar.
Recientemente, el comandante de las fuerzas de la OTAN en Afganistán, John Nicholson, cifró en más de 900 los miembros de las fuerzas de seguridad muertos en julio combatiendo a los talibán.