Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La AfD comparecerá a las elecciones de Alemania encabezada por un candidato de su sector radical

El partido ultraderechista alemán Alternativa para Alemania (AfD) ha presentado este domingo al radical Alexander Gauland y a la economista moderada Alice Weidel como cabezas de lista para las elecciones generales del 24 de septiembre, tras un congreso marcado por la disensión interna y en el que ha triunfado el ala dura del partido frente a la propuesta integradora de su presidenta, Frauke Petry.
Gauland, publicista de 76 años, es uno de los cofundadores del partido y su portavoz federal. Es conocido por su proximidad ideológica a Bjoern Hoecke, impulsor de la llamada Resolución de Erfurter, que marcó un giro en el mensaje del partido, antes dirigido contra la clase política durante la crisis y que finalmente se consolidó contra la inmigración y la Unión Europea.
Gauland protagonizó el año pasado una polémica con el central del Bayern Munich, Jerome Boateng, de raza negra e integrante del combinado nacional, del que dijo que "nadie le querría como vecino". Aunque Gauland acusó a los medios de distorsionar el contenido de sus palabras, Petry tuvo que emitir un comunicado de disculpas en su nombre al jugador, al club y a la 'Mannschaft'.
Weidel, por otro lado, es una figura menos conocida en las filas del partido, donde se le percibe como una moderada y enemiga de Hoecke. Por ello, los analistas consideran que su presencia tiene un carácter apaciguador aunque limitado, dado que figurará como la experta en cuestiones económicas durante las elecciones.
GOLPE A PETRY
Termina así una conferencia en Colonia donde los delegados de la AfD han propinado un fuerte revés a Petry, al negarse a debatir sobre su propuesta de dar un nuevo rumbo al partido para convertirlo en una "oposición fundamental", más integrada en el espectro político de Alemania.
Tras una acalorada discusión en el congreso, la mayoría de los cerca de 600 miembros desplazados a la ciudad del oeste de Alemania decidió sacar del orden del día la solicitud presentada por Petry, así como otras propuestas sobre la dirección ideológica del partido.
En el discurso de inauguración del congreso federal, Petry hizo un llamamiento a sus correligionarios para que el partido sea el encargado de llevar a cabo un "cambio espiritual-moral" en Alemania y en el resto de Europa y pidió un rumbo hacia la "realpolitik".
Petry, que anunció esta semana su renuncia a encabezar la lista electoral de cara a las generales del 24 de septiembre, indicó que se debe dejar claro "si y cómo AfD será una opción de poder realista en los años hasta 2021 para no dejar el terreno de juego y el banco del Gobierno de manera permanente a los partidos establecidos".
Durante las primeras horas del congreso, Petry también tuvo que aceptar el rechazo a su solicitud para aplazar la votación de los candidatos, que finalmente ha tenido lugar hoy. Igualmente también fue anulada una moción para expulsar a Höcke por criticar la cultura de la memoria del Holocausto judío durante el nazismo.
El partido, que nació en 2013 como un movimiento de académicos indignados con los millonarios rescates a países del sur de Europa, oscila en la actualidad en torno al diez por ciento de la intención de voto, lo que le permitiría ingresar por primera vez en el Bundestag (Cámara Baja) alemán.
Está representada en once de los 16 hemiciclos en los "Länder" y probablemente consiga desembarcar en dos más en las elecciones regionales de Schleswig-Holstein (7 de mayo) y Renania del Norte-Westfalia (14 de mayo).